ESCALONA VIBES

JiDion, el youtuber vetado del US Open por cortarse el pelo en la grada con una maquinilla

El creador norteamericano es echado por segunda vez en dos años del evento tenístico después de saltarse todas las normas de etiqueta.

JiDion en una imagen de su perfil

JiDion en una imagen de su perfil @JiDion / Instagram

Publicidad

A menos que seas Borja Escalona o JiDion, el acto de cortarse el pelo no es ni algo polémico ni mediático, pero con la adicción al protagonismo que ambos exhiben hacen de cualquier acto mundano un espectáculo de dudoso gusto.

JiDion es notablemente más exitoso que el madrileño, pero en el mundo anglosajón se le considera igual de controversial. "Un hombre que no tiene nada que perder es uno de los seres más peligrosos del planeta", decía desde YouTube (donde tiene casi seis millones de seguidores) tras el cierre de su perfil en Twitch.

 

Sin llegar a amenazar a vigilantes de transporte público, fotógrafos, viandantes o dependientes, al norteamericano sí le gustan lo suficiente las maquinillas como para (igual que cierto individuo) cortarse el pelo en directo. El suyo, no el ajeno, aunque lo hizo en un lugar bastante poco apropiado: las gradas del US Open.

Es lo que en términos cinematográficos a veces se conoce como 'corte del director', pero con un youtuber que se saltaba las estrictas normas de etiqueta de un evento deportivo elitista. Mientras Nick Kyrgios pasaba un mal rato frente Karen Khaachanov, JiDion convenció a un compinche para que le rapara.

La gracieta primero atrajo la atención de las cámaras y el deleite por las redes sociales, que celebraban la ocurrencia con mucho más humor que la organización. Dos miembros del cuerpo de seguridad escoltaron a la pareja hasta la salida, expulsándolos sin miramientos.

Se da el hecho de que JiDion repitió fechoría tres meses después de la primera, cuando en un partido de Wimblendon que disputaban Novak Djokovic y Jannik Sinner comenzó a dar la nota. Vestido de tenista y con una bocina, cuando empezó a tocarla como loco le agarraron dos seguratas y le expulsaron de por vida. El vídeo, eso sí, supera los cinco millones de visitas.

 

En fin, que el fenómeno de "mira qué tonto soy" haciendo estupideces en público sigue de moda y va más allá del territorio español, aunque con la ventaja de que en este caso nadie salió herido. Minipunto para JiDion, un tío capaz de pasear por centros comerciales gritando por megafonía, entrar a una bolera y jugar con melones, o lanzar por el suelo de un aeropuerto cajas de dvds pornográficos.

Antena 3 » Noticias

Publicidad