Flooxer Now » Noticias

TRAGEDIA INESPERADA

Lil Bo Weep, youtuber y artista, muere a los 22 años

La comunidad de creación de contenido vuelve a estremecerse con la pérdida de la cantante australiana, que sufría depresión y trastornos alimenticios.

Lil Bo Weep, en un selfi de su Twitter

@LiLBoWeep / Twitter Lil Bo Weep, en un selfi de su Twitter

Publicidad

No hace ni dos días que nos hacíamos eco de la denuncia de Croquetamente con lo delicado que es el tema de los Trastornos de la Conducta Alimenticia, y hoy nos enteramos que una creadora de contenido que lo padecía ha perdido la vida.

Su nombre artístico era Lil Bo Weep, pero de nombre real Winona Lisa Green, tenía 22 años y vivía en Adelaida, una de las ciudades más pobladas de Australia. Ha sido su padre quien ha dado la noticia de su desaparición, algo inesperado pese a su frágil estado de salud.

"Luchó contra sus demonios, como hicimos también nosotros a su lado, recogiendo los trozos que se le rompían del alma y volviéndolos a juntar", explica Michael Schofield en una sentida despedida. "Pero no pudo luchar más y la perdimos".

En el mismo post explica que sufría, entre otros problemas, "depresión, síndrome post traumático y adicción a las drogas", algo contra lo que estaban luchando "desde que se mudaron desde América". Aún con todo, tenía una incipiente carrera como cantante, tiktoker y creadora de contenido que la estaba convirtiendo en una pequeña celebridad australiana.

Con 250.000 oyentes mensuales en Spotify, su música alternativa -muy del rollo Billie Eilish- había encumbrado temas suyos por encima de los 12 millones de reproducciones. También tenía un canal de YouTube y otro de TikTok que, como suele suceder en estos casos, ha multiplicado sus visitas en las últimas horas.

Twitter lo reservaba para reflexiones donde no escondía su sombrío ánimo, aunque nadie de su entorno se esperaba el fatal desenlace. "Como padre, estoy orgulloso de lo que consiguió y es mi heroína, mi mejor amiga, y me alegro tanto de que no siga sufriendo y no me extraña que el universo quisiera a su ángel de vuelta".

 

La causa de la muerte no ha trascendido, si bien muchos comentarios (sin información ni confirmación) veían en sus letras tendencias suicidas. "Compongo música triste", se definía ella, especialmente en canciones como 'Not OK but it's ok' ("no estoy bien pero vale", en una traducción aproximada).

En Instagram habló hace menos de una semana sobre cómo de "cansada y vacía" se encontraba, especialmente tras perder un hijo el año pasado, y de cómo sus desórdenes alimenticios habían afectado a su fertilidad.

Recuerda que si te encuentras en una situación desesperada, o detectas en alguien de tu entorno actitudes similares, hay organismos públicos con atención telefónica 24 horas. Además de los servicios especiales que han puesto en marcha las comunidades autónomas, puedes pedir ayuda en el Teléfono de la Esperanza: 717 00 37 17.

Publicidad