Flooxer Now » Noticias

CARTAS DE POKÉMON FAKE

El timo de los 3 millones de euros: Logan Paul sufre la mayor estafa en la historia de YouTube

El polémico youtuber cae en una trampa millonaria que le ha costado un grave agujero en su cuenta corriente. Todo por unas cartas que pagó a precio de diamante, cuando no valían ni su peso en sellos.

Estafa millonaria a Logan Paul

Logan Paul / YouTube Estafa millonaria a Logan Paul

Publicidad

Es imposible mirar la última fechoría de Logan Paul con Pokémon y no acordarse de aquel mítico episodio de Los Simpson en el que Bill Cosby habla sobre la franquicia. "¿Pokémon? ¿POKÉMON? Por qué no, poke... llega un tipo y se pone gau-gau-gau", decía en otra de sus profecías la serie de dibujos más veterana de la televisión, en un resumen perfecto de lo que le ha sucedido al youtuber.

Resulta que el influencer, creador, 'boxeador', empresario y coleccionista decidió el mes pasado gastarse la friolera de 3,5 millones de dólares (3,05 millones de euros) en una caja de lo que parecían ser cartas de primera edición de Pokémon. Como fanático -y millonario- seguidor de Pikachu y compañía, estaba seguro de estar haciendo la compra de su vida. Pero no.

Sospechando a partir de centenares de comentarios sobre que la caja "sellada y verificada" era más falsa que un euro de madera, Logan decidió asegurarse de la autenticidad desplazándose a Chicago, donde estaba a buen recaudo su flamante adquisición.

Puesto que en el título de su último vídeo pone "Perdí 3,5 millones de dólares en cartas fake de Pokémon", cualquier posible expectación sobre el desenlace queda anulada desde antes de darle al play. Y sin embargo ya lleva unos cuantos millones de visitas, quizá para comprobar la desdicha de lo que muy probablemente sea la mayor estafa que se ha llevado un creador de contenido.

El clip comienza promocionando una bebida energética de su propiedad, pidiendo a los seguidores que la compren porque "le va a hacer falta el dinero", asegura resignado. "Esta historia es una puta locura, y apesta. Me he quedado sin tres millones y medio de dólares".

 

En siete minutos relata cómo un experto en verificaciones cree que efectivamente la caja no parece haber sido manipulada, aunque al abrirla se da cuenta de que está "demasiado hinchada" y que no contiene cartas de Pokémon, sino de G.I. Joe. "Nos han jodido pero bien", resume, con una mezcla de resignación y enfado contenido.

Suena raro, de todas formas, que no pueda demandar o reclamar la millonada al vendedor (que aparece en el vídeo), si bien el ambiente es el de haberla perdido por incompetente. Como se le estima una fortuna de 30 millones de euros, pues el trauma quizá se lleva mejor. Nos gustaría pensar que no le va a volver a pasar ni a él ni a nadie, pero nos tememos que es tener demasiada fe en la humanidad.

PD: por lo menos el número uno en tendencias no es fake. "Debería subir más vídeos a YouTube", dice. Quien no se consuela es porque no quiere.

Publicidad