Flooxer Now » Noticias

@NORCOREANO

¿Y si los mayas se equivocaron sólo 10 años?

Norcoreano pronostica que en 2012 se produjo el incio de un lento apocalipsis que acaba en este años.

Chichén Itzá

Pixabay Chichén Itzá

Publicidad

El calendario maya se acababa en 2012 pero, ¿y si los mayas se equivocaron sólo 10 años prediciendo el fin del mundo y lo que empezó en 2012 fue un apocalipsis lento y prolongado que acaba este año? El descuadre tiene sentido, los cálculos humanos son imprecisos. El calendario juliano por ejemplo se descuabra varios días pasados unos siglos y Fernando Simón aseguró que España no tendrá más allá de uno o dos casos de coronavirus. Pero la señal evidente del error de cálculo la encontramos en que, desde 2012, se han cumplido algunas antiguas profecías.

Profecía egipcia: Un hombre de raza naranja sustituirá a uno de raza negra como hombre más poderoso del mundo, y este a su vez será sustituido por un gran anciano y será este el que nos conduzca al fin de los tiempos.

Profecía de Malaquías: Habrá a la vez dos Papas y uno no será católico. El primer argentino callado, ese será el Papa.

Profecía maya: "Las temperaturas de La Tierra subirán y los hombres para combatirlas usarán pajitas de papel mientras conducen su vehículo propio y se dirigen a un restaurante a comerse un salmón que fue pescado en Noruega, arreglado en una fábrica china, envasado en Chile y consumido en Madrid".

Profecía de Delfos: Una tormenta de arena teñirá de rojo el cielo y la tierra del Levante y los niños jugarán a The Murcialorian sobre el paisaje de la destrucción”.

Profecía de Rasputin: "Una pandemia azotará el mundo y cuando los médicos encuentren la receta para combatirla, algunos hombres que llevan un smartphone en el bolsillo rechazarán la vacuna porque lleva GPS".

Profecía de Isaías: "Un hombre malvado surgirá en los confines de Europa, y cuando tu cuñado te mande un meme de una rubia ucraniana en bikini con el texto “Como acojas a esta, la guerra es en tu casa”, ese será el fin".

VER MÁS: El arte de tirar misiles

Publicidad