EN REINO UNIDO

Un mecánico gana 116 millones de dólares en la lotería y ahora dice que su vida es "muy aburrida"

"Sabía que algún día sería millonario, y de alguna manera sabía que ganaría la lotería", explica Neil Trotter.

Lotería ¿premiada?

Lotería ¿premiada? iStock

Publicidad

Hay quien dice que el dinero soluciona todos los problemas y que además nos hace felices, ¿pero es cierto? El mecánico británico llamado Neil Trotter en 2014 soñaba con ganar la lotería, así que compró un Euromillones y ganó más de 107.9 millones de libras esterlinas, es decir, 116 millones de dólares y desde entonces cambió completamente su vida. Eso sí, tras ocho años siendo millonario dice haberse cansado de esta rutina y ahora que no tiene que trabajar su vida le parece aburrida y que "nada lo entretiene".

Neil siempre tuvo la idea de que ganaría la lotería e incluso llegó a decirle a sus amigos y familiares que sería a lo grande. El millonario asegura que solía decirle a su padre que cumpliría el sueño que tiene ahora y que "tendría una casa con un lago" a lo que su padre le decía "únicamente pasará en sueños".

En el momento de su victoria, varios asesores financieros le aconsejaron que no gastase el dinero de forma inmediata. Sin embargo, el hombre decidió ignorar este consejo y se gastó el dinero en efectivo en su sueño que era comprar una mansión de 160 hectáreas de tierra y que además tuviera su propio lago. "Ganar me permitió volver a mi primer amor: las carreras. Y tener una casa con un lago", asegura Neil.

Además, cubrió todos sus caprichos y cambió su vehículo Ford Focus por un Jaguar y un Porsche y renunció a su trabajo de mecánico. Sin embargo, dice que su vida de lujo y ocio es una realidad aburrida. "Pasar de tener que trabajar a no tener que trabajar más, fue algo bastante extraño a lo que hay que adaptarse. Pronto descubrí que estar sentado en casa viendo la televisión todo el día era bastante aburrido", explica Neil.

Antena 3 » Noticias

Publicidad