Flooxer Now » Noticias

VÍDEOS EN EL HIELO

Muere el youtuber Apetor, de 57 años, mientras grababa un desafío extremo

Tor Eckhoff sufrió un trágico accidente durante el rodaje de su última locura sobre un lago helado, una semana después de subir un vídeo donde aseguraba "estar vivo".

Publicidad

Si Loulogio o Outconsumer te parecen mayores, imagínate un youtuber que triunfara todavía más que ellos y que fuera casi 20 años mayor. Era el caso de Apetor, un humorista noruego de 57 años que llegó a superar de largo el millón de seguidores en la plataforma de vídeos. Un accidente mientras grababa su 'próximo hit' ha acabado de la peor manera posible.

 

"Me llamo Tor Eckhoff, nací en 1964 en Sandefjor, noruega, y trabajo en una fábrica de pintura", dice su biografía en YouTube, donde además explicaba que su vocación como creador era "un hobby" y le venía desde 1990: "Aquel año me pegué una leche al tirarme de cabeza en un lago poco profundo, me hice unas cuantas heridas, y por supuesto lo grabé".

 

Creador desde 2006 (el mismo año en el que se estrenó oficiosamente Rubius), Apetor sumaba 1,2 millones de fieles y casi 400 millones de visitas, en una explosión de popularidad que reventó en 2018. Hace justo un año superaba la barrera del millón, evento que celebró como era su costumbre: bebiéndose una botella de vodka en un paraje helado.

"¿El alcohol calienta tu cuerpo? Pues no", advertía en sus vídeos, y aun así era el elemento más popular para -suponemos- ayudarle a sobrellevar las temperaturas extremas a las que se enfrentaba en innumerables challenge. "Lo hago por las risas", aclaraba.

 

Sin embargo, entre sus followers esas risas se quedaron heladas hace siete días, cuando comenzó a circular el rumor de que había fallecido. Indignado por los cuchicheos, subió un vídeo (muy al estilo Mangel) por su 57 cumpleaños confirmando que estaba "vivo y coleando", en lo que ha acabado siendo una inesperada y trágica despedida.

 

El medio noruego Verdans Gang cita a fuentes de la familia para confirmar que Eckhoff murió cinco días después de la última actualización en su canal, mientras grababa un vídeo patinando sobre un lago helado. Pese a que tenía mucha experiencia rodando en ambientes similares, el hielo se rompió y el youtuber acabó falleciendo por hipotermia.

 

Las muestras de cariño no se han hecho esperar en las redes, donde ya circulan homenajes al humorista y numerosas condolencias desde todas partes del planeta, pero especialmente eb su Noruega natal, donde era una temeraria celebridad. Entre tanto paisaje gélido, muchos seguidores destacan cómo "llevó calor a sus corazones". Quizá le hubiera gustado eso en su epitafio.

Publicidad