Flooxer Now » Noticias

SALSEO FOREVER

Natalia Osona responde a María Pombo: del "mi opinión no es victimismo" al "les sigo aunque no sea recíproco"

La influencer no invitada a los premios Ídolo asegura que "no le quiere dar bombo" a la polémica absurda de una ausencia, una frase que rima con Pombo. ¿Casualidad? Yo creo que no.

Diego Sanchís y Natalia Osona, inseparables

Hara Amorós / Fan Content Diego Sanchís y Natalia Osona, inseparables

Publicidad

¿Quiere Natalia Osona la última palabra frente a María Pombo? Siguiendo la reciente tradición de tiraeras entre raperos (como Kidd Keo contra Rels B) o youtubers (ese Willyrex vs. TheGrefg rico), los postureos sanos del mundo influencer no parecen ajenos al magnetismo de un estilo de responder a las afrentas de compañeros de profesión.

Si el hecho de que la creadora de Glowrias esté medio enfrentada a la creadora de Name The Brand (sendas marcas de Osona y Pombo) por su no-invitación a los Ídolo ya era carne de salseo bueno para las redes, que la ausente publique un largo comunicado "dando su opinión" ya es el comeback que los amantes del cotilleo soñaban.

"Como muchos sabéis, las invitaciones no se suplican ni se luchan", empieza, quizá dando por hecho que su millón de seguidores está formado en un porcentaje elevado de influencers. Es además una clara alusión al consejo de Pombo, quien regaló en forma de consejo "buscar oportunidades, llamar a la puerta, hacerte notar y decir 'quiero estar allí', y conseguirlo".

¿Banderita de la paz? Ni mucho menos: "En el hipotético caso de que alguien luche por estar en un evento, cosa que no se suele ver y menos en perfiles de relevancia, es por estar en un lugar que te pueda reportar un beneficio. Este no era mi caso, no había ningún interés personal más allá de apoyar al sector y su profesionalización".

Como medio que estuvo allí, podemos afirmar que no hubo nada que se pareciera a un sindicato de influencers o asamble secreta, tanto en la gala como en la fiesta posterior. Sencillamente parecía una reunión del gremio y una buena excusa para un fiestote. Y no solo eso: muchos de los asistentes solicitaron expresamente ser invitados, y nos consta que algunos de ellos de un "perfil de relevancia" superior al de Osona.

En respuesta a ese largo comunicado han salido las declaraciones de Diego Sanchís, pareja de Natalia, quien habla primero de "una tía hecha a sí misma de los pies a la cabeza, que no tiene miedo a nada ni nadie, rebelde, que lo que más odia son las injusticias y que se metan con los suyos. Es además sinónimo de sacrifico y esfuerzo". Hasta ahí bien, pero hay una confuso segundo párrafo que trata temas más personales...

Concretamente, dice que Natalia podría "acceder a cualquier hombre con el que tener una relación, que ayudase a impulsarte profesionalmente (de hecho alguna manager le recomendó buscar a alguien con 'más nivel' por el bien de su carrera) como fuese con un futbolista, cantante o actor". Tras eso, asegura que "no le faltaban DMs de jugadores de los mejores clubs del mundo", y Natalia responde a todo eso que "son las palabras más bonitas que nadie le ha dicho nunca". Literal.

Volviendo al tema, la influencer que no fue a los Ídolo concluye su comunicado con un "expresar tu opinión no debe considerarse victimismo", que "es un derecho" y que "no opinó, juzgó o valoró" a ninguno de sus compañeros, señalando eso sí que sigue a algunos "y no es recíproco". ¿Soy yo o eso último me suena un poco a valoración / juicio / opinión?

Sea como sea, estamos casi seguros que esta va a ser la última tiraera en la ristra de insinuaciones por un lado y por otro. Sin duda todo se ha magnificado por los cotilleos de Twitter e Instagram, nidos de víboras deseosas de un pique. Eso sí: más les vale invitar a Natalia a la próxima, que si no se lía otra gorda.

Publicidad