Flooxer Now » Noticias

TESTIMONIO DE SKAIN

Nuevo nivel en acoso a streamers: "Como aparezcas en un solo evento en Madrid, te entierro"

Skain, uno de los comentaristas de la LVP, da la voz de alarma sobre un problema insistente en territorio influencer. No es ni mucho menos el único que sufre este tipo de stalkers.

Skain, uno de los últimos acosados, junto a Keireth e Ibai Llanos

Skain, uno de los últimos acosados, junto a Keireth e Ibai Llanos Discutiendo Tranquilamente / Twitch

Publicidad

Lo de acosar a celebridades no es nada nuevo ni algo exclusivo del territorio streamer, aunque los niveles a los que estamos llegando últimamente en el sector son preocupantes. Gente del calibre de Auronplay, Rubius o Ibai Llanos han llegado recurrir a seguridad privada o mudarse de sus domicilios, con stalkers que llevan su pasión a límites intolerables.

David Carbó, alias Skain, es un jugador de LoL en busca de equipo que ha tenido unos roces muy públicos precisamente con Ibai. De hecho, el vasco le pidió disculpas en un directo después de recordarle que "si él está de comentarista en la LVP (puesto que Llanos ocupaba anteriormente) es porque nos hemos ido todos", en referencia a Barbe y Ander, dos de sus mejores amigos y empleados de KOI.

Parece que esa enemistad, ya solucionada, le ha salido muy cara en términos de popularidad. También streamer de relativo éxito (114.000 seguidores), dedica sus emisiones a League of Legends, algo que además le sirve para practicar. Pero claro, con el chat abierto y sus a veces corrosivas opiniones, se ha ganado unos cuantos haters. Y algunos juegan fuerte.

"No soy ningún friki que se queda en su casa con ansiedad como vosotros", comienza un amenazador mensaje que Carbó ha compartido en sus redes sociales. "Como aparezcas en un solo evento de evento de Madrid te entierro y no es broma, amiguete".

El acto en sí ha levantado polvareda en territorio streamer, en una semana en la que algunos miembros del gremio no levantan cabeza. Mayichii, por ejemplo, aseguró estar "recibiendo acoso con una foto de mi padre fallecido", una muestra de hasta donde llega a veces el fanatismo. Compañeros de profesión, admiradores y hasta cantantes le han mandado ánimos, igual que en la situación de Skain.

Las amenazas de muerte y ciberacoso están a la orden del día dentro del sector, como nos confirman creadores de primer nivel en privado y que no quieren "darle más protagonismo" a los stalkers. "Es lo que quieren", coinciden los streamers consultados, añadiendo que es algo "mucho más normal de lo que se piensa".

Desde los "fans acampados delante de mi casa" que contaba Rubius a "el niño que vino a casa para que le firmara un autógrafo" de Ibai, pasando por el 'turismo youtuber' de Andorra, el gremio está empezando a darse cuenta de la relevancia que tiene a nivel social, y de las pasiones a veces insanas que despiertan en algunos.

Publicidad