Flooxer Now » Noticias

RAE IS QUAKING

Palabras que la RAE ha aceptado y que no creerás

Hay veces en que esta institución de la lengua española se ve forzada a aceptar como correctas ciertas palabras que se popularizan. Te presentamos las más alucinantes.

Palabras que la RAE ha aceptado y que no creerás

Pixabay Palabras que la RAE ha aceptado y que no creerás

Publicidad

La RAE no deja de sorprender a los hablantes del español con las acepciones que publica para actualizar su diccionario. Aunque muchas de ellas responden a las nuevas necesidades del idioma, hay otras que directamente parecen fallos ortográficos de un niño de prescolar, y hoy venimos a presentarte las más sorprendentes.

Bizarro

En este caso, la sorpresa llega no por el hecho de que hayan aceptado ‘bizarro’ como sinónimo de ‘raro’, sino porque hayan tardado tanto en hacerlo. La influencia del inglés ha hecho que la mayoría de los hablantes entiendan esta palabra como sustituta de ‘raro’ o ‘extraño’, pero en realidad su significado clásico es el de ‘valiente’. De ser un raro a ser un valiente hay un rato largo, ciertamente.

Setiembre y otubre

No, no has leído mal. Hasta el corrector automático de este artículo está flipando con el asunto. Hay quien siempre ha pronunciado los nombres de estos dos meses de esta forma, pero de ahí a que se acepte ortográficamente como una variante coloquial…

Amigovio

Suponemos que los académicos de la RAE no estaban dispuestos a admitir como correcto el uso de una aleación de palabras tan vulgar como ‘follamigo’, así que se inventaron esta joyita. No sabemos quién debió pensar que convencerían a alguien de usarla, pero seguimos a la espera de que alguien la emplee. ¿Quién no huiría ante la propuesta de ‘Seamos amigovios’?

Toballa, murciégalo, crocodilo y otras peripecias fonéticas

Hay algunas que se admiten desde hace siglos y otras que han tenido una acepción reciente, pero todas coinciden en una cosa: cuando las dices, parece que te estés quemando la lengua con una ‘cocreta’. Esa última todavía no la han admitido, pero al ritmo que van, poco les falta.

Publicidad