Flooxer Now » Noticias

@HEMATOCRITICO

El peor día de Alberto Casero

Hematocrítico imágina como sería el peor día en la vida del diputado del PP, Alberto Casero.

Congreso de los diputados

EFE Congreso de los diputados

Publicidad

Si os pensáis que haber votado a favor de la nueva Reforma Laboral por error haciendo que el PP fracasase en su estrategia ha sido lo peor que le pasó a Alberto Casero en el día de ayer estáis muy equivocados. ¿Sabéis cuando tenéis un día de esos? Ayer Alberto tuvo uno. Estos fueron los acontecimientos:

- A la hora del desayuno, le echó sal al café. Es que los dos envases se parecen tanto. Qué manía tienen los niños de dejarlos tan pegados, mira que se lo ha dicho veces.

- Preparando la mochila del cole de los chavales, les metió la ropa de Judo cuando hoy tenían Ballet. Menuda cara se les quedó al llegar a extraescolares. Además se le olvidó meter la merienda de la nena y le tuvo que comprar un bollycao en la puerta del cole, sabiendo que la señorita Loli se enfada cuando llevamos porquerías de merendar.

- Volviendo de dejar a los niños en el cole se había olvidado el mando del garaje. Allá vamos teniendo que aparcar en el quinto pino. Y estaba lloviendo. Y sin paraguas encima.

- Empezamos la jornada de teletrabajo olvidándonos el password. Menuda movida, si la cambié la semana pasada. Venga a llamar a los de Informática, con la mala leche que tienen. Vaya mal trago. Pero hay que estar listos para la votación.

- En un grupo de whatsapp de colegas del trabajo envió el mensaje “El Casado últimamente está un poquito gilipuertas” sin darse cuenta de que en el grupo estaba Pablo Casado, que lo metieron cuando fue lo del regalo de Ana Pastor. Tuvo que disimular diciendo que se refería a un primo suyo que se acababa de casar, pero nadie le hizo caso.

- A la hora de comer pidió comida a un chino. Se lió con los números. Él quería rollito de primavera con ensalada china y pollo con almendras y arroz tres delicias. Le acabaron trayendo tres de bambú con setas. No está mal, pero a él no le gustan las setas. Las tuvo que quitar, pero oye, cosas que pasan.

- Después de comer se echó una siesta pero se lio y no puso el despertador. Se levantó justo segundos antes de la votación.

- Ayayayayayayyay qué lío, que voy justito. ¿Cuál era la contraseña? Oh oh. Vuelta a los informáticos!!!

- Los informáticos le dan una nueva, esta vez no la olvidará. El resultado del Rayo Vallecano – Oviedo de este fin de semana más el nombre de su hija, la fecha de nacimiento de su mujer y el nombre del perro con unos en vez de i. Chupado.

- Llega la votación vamos allá.

- ¿APOYA LA REFORMA LABORAL? SÍ – NO

- NO

- OSTRAS LE DI AL SÍ. CALMA CALMA CALMA . ESPERA QUE VIENE LA CONFIRMACIÓN.

- ¿VOTÓ USTED BIEN? SÍ O SEA NO NO NO VOTÉ BIEN.

- OH OH

- Calma, calma coge el taxi y llegas.

- Se planta en Génova y se da cuenta de que tenía que ir al congreso. Un nuevo taxi y lo arreglará.

- Demasiado tarde. No le hacen caso. La ley está aprobada por un pucherazo. Maldita sea. De vuelta a casa, coge el primer bus que pasa.

- Llama a su mujer. ¿me puedes venir a buscar a Alcorcón?

Publicidad