Flooxer Now » Noticias

@BECARIA_

Lo peor que le puedes hacer al clítoris

Los mejores trucos que tienes que tener en cuenta para hacer un buen cunnilingus.

Lo peor que le puedes hacer al clítoris

Lo peor que le puedes hacer al clítoris PIxabay

Publicidad

Está claro: lo peor que le puedes hacer al clítoris es ignorarlo. Pero a estas alturas de la película, que ya tenemos claro que el clítoris existe, que no se encuentra en el ombligo y que está ahí con la única finalidad de proporcionar placer, lo siguiente es tocarlo, pero no de cualquier manera. Hay que tocarlo bien y evitar ciertas técnicas que pueden arruinar la relación sexual. ¿Por ejemplo?

Utilizar el libro de instrucciones de tu ex

Es habitual encontrarte con flipados que, sin más experiencia que haber estado con una pareja varios años, intentan triunfar haciendo alarde de sus virtudes practicando sexo oral. ¡Terrorismo oral! Esos suelen ser los que peor funcionan con la boca y acabas marchando sin correrte porque se piensan que solo existe una forma de estimular el clítoris, en vez de indagar en los gustos de la otra persona antes de quitarte las ganas de continuar. Únicamente cabe el placer de salir corriendo.

Llegar y tocar: no es un timbre

Está el espécimen que se piensa que funcionas como su videoconsola y es llegar, quitar el envoltorio del mando y tocar. No, así no. Por muy caliente que estés, todo necesita su preparación porque puede molestar o doler. ¿No habíamos quedado en que la cosa iba de dar y obtener placer? La cabeza del clítoris no es un timbre ni el botón rojo de "Start war". ¿Qué tipo de tirano del Nuevo Orden Mundial te has creído? Anda, tira, que pase el siguiente.

Percutir más que chupar

Si mete los dedos más que pasar la lengua y la boca en general estratégicamente por la prolongación del clítoris y su cabeza, es que no tiene ni idea de cómo comer un coño y necesita ayuda para mejorar la técnica, y también haberse documentado un poco antes de abrirse el perfil en Tinder para practicar sin haber aprobado el examen teórico. Cree que comerlo es como penetrar, pero cambiando el pene y la pena por las manos. A ver, ¿con quién te has iniciado en el sexo oral? ¿Con una muñeca hinchable sin capacidad sensitiva ni de comunicar?

¿Por qué muerdes?

Un tipo de tío que conviene mantener lejos es el caníbal. ¿Nadie le ha explicado que el clítoris no es un regaliz de palo? Aunque ya haya arruinado el cunnilingus clavando los dientes, conviene decirle que "así no" para que no vaya replicando por ahí semejante atentado. Menos mal que entre tías ni usando vibradores con batería esto no pasa.

Publicidad