Flooxer Now » Noticias

COLECCIONISMO TUITERO

¿Quieres ser dueño de un meme? Así se hace con los NFTs

La fiebre por esta nueva moda de coleccionismo digital ha alcanzado niveles millonarios, con usuarios pagando cantidades absurdas por memes legendarios.

Zoe Roth, con su meme 'Disaster Girl'

@zoeroth / Instagram Zoe Roth, con su meme 'Disaster Girl'

Publicidad

Desde hace un par de semanas, una explicación sobre cómo funcionan los NFTs está convirtiéndose en un post de Tumblr de lo más viral. La ofrece el tuitero QueerSamus, que se ha convertido en una celebridad por cuestionar el funcionamiento de esos 'objetos no fungibles'.

"Imagina que vas hasta donde está la Mona Lisa y dices «me gustaría ser el dueño de esto» y alguien que anda por allí te dice «dame 65 millones de dólares y te daré un recibo». Después de dártelo, va a un armario del museo y guarda allí una etiqueta hecha a mano, detrás de las escobas, que dice «la Mona Lisa es en estos momentos propiedad de Fulanito». Pero no te lo puedes llevar a casa, solo el recibo de compra".

Es un resumen bastante acertado de lo que está pasando con este fenómeno, y aunque parece no tener ningún sentido, hay negocios tremendos con cosas que se han hecho virales en redes. Hace unos días Zoe Roth -la protagonista del meme 'Disaster Girl'- vendió su "certificado de propiedad digital" por casi 400.000 euros. Y todo por un recibo...

Es el ejemplo más popular, pero no el único. Chris Cocker, el protagonista de uno de los primeros memes en vídeo defendiendo a Britney Spears, ha vendido un NFT de aquel clip por 35.000 euros. Dinero caído del cielo, básicamente.

¿Te acuerdas del niño aquel que se hizo viral saliendo anestesiado del dentista? Pues se acaba de meter en el bolsillo algo menos de 10.000 euros tras una subasta de su meme. Es por cierto solo una pequeñísima parte de los beneficios que se ha llevado tras aquel hit, que suma 140 millones de visitas y que le sirvió para vender toneladas de merchandising.

 

También Willyrex está vendiendo esos objetos digitales, pero al menos los suyos son creaciones suyas especialmente diseñadas para fines de coleccionismo, y no 'recibos de la Mona Lisa'. Ah, y no descartes que hasta Rubius se suba a la última moda con sus propios memes. ¿Cuánto pagarías tú?

Publicidad