Flooxer Now » Noticias

@norcoreano

2021: Una odisea en el ciberespacio

Como cada año, hago un rewind alternativo al de Youtube con los 8 acontecimientos del año.

Imagen del asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021

Imagen del asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 EFE

Publicidad

Termina 2021, el año de las vacunas, del asalto al Capitolio, de los talibanes 2.0, de Omicron. El año del volcán de La Palma, del Juego del Calamar, de Ómicron, de la salud mental y de los NFTs.

El asalto al Capitolio: Supimos que no iba a ser un año muy normal cuando en enero, un grupo de personajes disfrazados con outfits del Fortnite asaltó el Capitolio de Estados Unidos en lo que fue un intento del golpe de Estado. Trump había perdido las elecciones y decidió que eso no valía, un grupo de personajes salidos directamente de alguna rave navideña se adentró en el edificio acabando con la vida de cinco personas. Trump reculó a tiempo, le cerraron Twitter y Facebook. Le quedan TikTok, el dominó y mirar obras en Florida.

El Juego del Calamar: El fenómeno televisivo del año fue una serie de la Corea mala: un grupo de personas son encerradas en un lugar, vestidas con la misma ropa y deben obedecer unas normas para sobrevivir, una clara alegoría del comunismo norcoreano. No nos han pagado copyright.

El volcán de la Palma: “Hay tiempo de comer de sobra”, dijo un palmero al ver que un volcán milenario entraba en violenta erupción por primera vez en su historia al lado de su casa. Así funciona la mente humana, con el estómago vacío no se funciona. Con el volcán hemos descubierto que el lenguaje volcánico es profundamente pornográfico: “La lengua continúa avanzando”, “La cola se hace más grande”, “Esta mañana se ha producido una violenta expulsión de fluido”.

Talibanes en los coches de choque: Estados Unidos pidió la cuenta en Afganistán y decidió abandonar el país tras salvar el mundo de nuevo. Biden dijo que los talibanes tardarían meses en tomar el poder, al final fue un día. Luego contaron que estos talibanes eran de los que cortaban cabezas con perspectiva de género. Unos talibanes modernos y de su tiempo. Hoy en día, pedir que una niña vaya a la escuela en Kabul es revolucionario. La de los talibanes tomando un parque de atracciones es probablemente la imagen del año.

Ómicron: El fin de la pandemia, el pedo final de la traca. Ahora sí es una gripe. Todo el planeta tosiendo al unísono. Yo haciendo poesía de una cepa.

La salud mental: Este 2021 ha sido tan raro que se han celebrado los JJ.OO de 2020, Simone Biles, una de las gimnastas más importantes de la historia paró un momento y dijo “Que salte el potro su p*** madre”. La salud mental ha inundado la agenda política este año desde que Errejón empezó a hablar de Diazepames para ganar votos. Igualmente, llevaba razón.

El Evergreen: Si el influencer del año pasado fue el chino al que le dio antojo de murciélago, el de este año ha sido el tipo que se despistó mirando el móvil y dejó el barco bloqueando el canal de Suez, dejando paralizado el comercio mundial.

NFTs: Criptoarte. Un JPG que vale millones de dólares. Tú no lo entiendes, lo entiende tu sobrino de 18 años, el que compró la criptomoneda del Juego del Calamar y aprende economía con vídeos de Wall Street Wolverine.

Publicidad