Flooxer Now » Noticias

CIBERACOSO

La streamer Sugussusana denuncia su ciberacoso por 'estar gorda': "estoy atravesando un TCA"

En plena resaca del resbalón que tuvo Marina Yers, la creadora de contenido ilicitana recuerda que los trastornos de conducta alimentaria son un tema muy serio.

Sugussusana, en una imagen promocional

Sugussusana, en una imagen promocional G2 Arctic

Publicidad

A sus 26 años, Sugussusana es para muchos es la mejor streamer española de League of Legends. Pese a su juventud es ya una veterana en la escena de la creación de contenidos, habiendo pasado por varios clubes de esports comentando y jugando miles de partidas al título de Riot.

Con casi 90.000 seguidores en Twitch y otras decenas de miles de followers en sus redes sociales, es sin duda una figura respetada dentro de los deportes electrónicos. Lo malo es que ese respeto es relativo para algunos tuiteros que parecen soltar solo opiniones dañinas.

"He leído 4 tweets y ya estoy de mala hostia", decía hace unas horas, sin aclarar exactamente qué le había cabreado, pero dejando alguna pista: "El consejo de hoy es que por favor dejemos de hacer famosos a gilipollas y que os cuidéis muchísimo, los TCA son muy peligrosos".

Resulta que las críticas que lleva tiempo recibiendo por "estar gorda" están dejando mella en su ánimo (y eso que ha perdido 17 kilos). Desde sus redes lleva tiempo denunciando las actitudes que ciertos seguidores tienen hacia ella y otros influencers del sector, y la batalla que tiene contra un trastorno de la conducta alimentaria le da una perspectiva muy personal sobre el tema.

Su última denuncia ha conseguido una oleada de apoyos desde dentro y fuera del sector, un alivio que ha agradecido por sus mismas redes. El tema está de triste actualidad después de que Marina Yers explicara en una Story que estaba cogiéndole gusto a vomitar: "siento que me limpio por dentro, es como muy guay".

Aunque la influencer marbellí tuvo que pedir disculpas por sus palabras ("fuera de contexto", añade), el tuit de Sugussusana quiere sensibilizar sobre un tema que puede tener consecuencias muy graves. "Yo estoy viendo a un psicólogo y estoy en buenas manos", dice la streamer, aunque no todo el mundo tiene esa suerte.

Plataformas como Instagram, Twitter o YouTube no tienen políticas estrictas que persigan los comentarios hirientes, y de hecho permiten contenidos tan peligrosos como el que en ocasiones sube Eugenia Cooney. La youtuber, con más de tres millones de seguidores en sus redes, es defensora de la anorexia, y ha llegado a pesar 27 kilos.

Publicidad