Flooxer Now » Noticias

HISTORIAS

La triste historia de Robert Wadlow, la persona más alta de la historia que llegó a medir 2.72 metros

Wadlow fue el hombre más alto y obtuvo Récord Guinness por su condición. Sin embargo, se enfermó cuando tenía solo 22 años de edad y los doctores no pudieran hacer nada cuando intentaron salvarle la vida.

Publicidad

En el libro de Guinness Records se pueden encontrar historias impactantes. Una de ellas, es la de Robert Wadlow. Su récord: ser el hombre más alto de la historia. Aunque con el paso del tiempo han surgido diversas historias sobre hombres de una altura excepcional, en realidad, Robert ha sido uno de los pocos cuya altura se ha podido certificar y del que existen fotografías.

Wadlow nació el 22 de febrero de 1918 en Alton, Illinois (Estados Unidos). Sus padres nunca sospecharon que llegaría a ser tan alto, pues en sus primeros años de vida los médicos nunca detectaron alguna anomalía en su crecimiento. Sin embargo, Wadlow comenzó a crecer exponencialmente a partir de los seis meses de edad. En su primer cumpleaños pesaba 20,4 kilos y medía un metro y dos centímetros de altura. Cuando tenía 5 años de edad, medía un metro y 10 centímetros, por lo que ya estaba obligado a usar ropa de adolescente. Y cuando tenía 8 años, era más alto que su padre, medía 1,82 metros.

Con tan solo a los 13 años de edad se le otorgó su primer título como el Boy Scout más alto del mundo, con 2 metros y 23 centímetros. Pero, para sorpresa de muchos, aún no había terminado de crecer, ya que alcanzaría los 2 metros y 72 centímetros de altura. Según los doctores, siguió creciendo hasta el día de su muerte, ya que su cuerpo no mostraba signos de desaceleración.

El gigantismo hipofisario que padecía lo llevó a tener dificultades para moverse: tenía aparatos ortopédicos para las piernas y un bastón, pero nunca usó una silla de ruedas y, por supuesto, no se sometió a ninguna intervención que tratara de detener la producción de la hormona del crecimiento. Hasta que en 1940 y con tan solo 22 años falleció a causa de una ampolla séptica en el tobillo derecho, causada por un aparato ortopédico que había sido mal ajustado solo una semana antes.

¿Por qué crecía de forma tan excesiva?

Los médicos finalmente diagnosticaron a Wadlow con hiperplasia de la glándula pituitaria, una afección que causaba un crecimiento rápido y excesivo debido a un nivel anormalmente alto de hormonas de crecimiento en el cuerpo. Su familia se enteró por primera vez de esta afección cuando Wadlow tenía 12 años.

Muchos expertos teorizan en que si Wadlow hubiera nacido hoy, probablemente no se habría vuelto tan alto, ya que ahora existen cirugías avanzadas y medicamentos que pueden ayudar a detener el crecimiento. Pero en ese momento, los cirujanos estaban aterrorizados de operar a Wadlow, ya que no tenían disponible la tecnología adecuada para la operación, ni el tratamiento adecuado para tratarle.

Popularidad

Robert Wadlow se convirtió en una celebridad de la época. En 1936, Wadlow fue contratado por los Ringling Brothers y su circo ambulante. Los Ringling sabían que sería una excelente contratación para su espectáculo, como era de esperar, el hombre más alto del mundo atrajo a una gran multitud dondequiera que fuera durante estos espectáculos de circo. En poco tiempo, se convirtió en una celebridad, por no hablar de que fue un héroe local de su Alton natal.

Wadlow también se convirtió en embajador de Peters Shoe Company. Lo que lo condujo a más apariciones públicas. En total visitó más de 800 ciudades en 41 estados. No solo se convirtió en el rostro de la empresa de calzado, sino que también comenzó a recibir gratuitamente zapatos de talla 37AA (lo que equivale a 47 centímetros) especialmente fabricados para él.

Cuando no promocionaba zapatos ni participaba en espectáculos secundarios, el hombre más alto del mundo disfrutaba de una vida relativamente tranquila. Sus amigos y familiares lo recordaban como afable y educado, lo que le valió el apodo de "gigante gentil". A menudo se veía a Wadlow tocando la guitarra y trabajando en fotografía, hasta que sus manos en constante crecimiento comenzaron a interponerse en el camino.

En 1986 se erigió una estatua de tamaño natural de Wadlow frente al Museo de Historia y Arte de Alton. Muchas son las personas que pasan cada año por este museo para hacerse una foto con el que fuera el hombre más grande de todos los tiempos.

VER MÁS: "Un niño de 6 años bate el récord mundial de flexiones"

Publicidad