Flooxer Now » Para ti

PENSAR DEMASIADO

¿Te comes demasiado la cabeza? Puede que sufras de metacognición

¿Has pensado tanto en algo que te has sentido agotado mentalmente? Si la respuesta es afirmativa, es muy posible que sufras metacognición. Te explicamos qué es y qué puedes hacer para controlarlo.

Publicidad

Es normal que en ocasiones, haya ciertas preocupaciones que ronden por nuestra cabeza a lo largo del día. Sin embargo, cuando esos problemas controlan todos tus pensamientos impidiéndonos pensar en otra cosa puede ser lo que se conoce como metacognición.

La metacognición es la capacidad que tenemos las personas para reflexionar sobre nuestras propias capacidades de pensamiento. Es decir, analizar cómo pensamos y no tanto en lo que pensamos. Cuando esta capacidad está mal enfocada, hace que le demos demasiadas vueltas a aquello que nos preocupa, haciendo que los problemas parezcan todavía más graves, lo que puede provocar insomnio, dificultad de concentración e incluso ansiedad.

¿Qué puedo hacer para evitarlo?

Para una buena salud mental, es importante saber controlar los pensamientos invasivos, aquellos que solo "ensucian" nuestros pensamientos con el problema pero no aportan herramientas o soluciones. El primer paso para mantener a raya estos pensamientos, es saber identificarlos.

Redirigir nuestra metacognición a cómo pensamos en lugar de focalizar en el qué. Esta técnica es muy útil, ya que nos permite mirar con perspectiva nuestro comportamiento. Esto es lo que se llama terapia metacognitiva, y se centra en averiguar cómo restarle importancia a lo que nos preocupa, cómo se desencadenan este tipo de pensamientos crónicos y por qué.

La terapia metacognitiva fue creada por Adrian Wells, psicólogo clínico de la Universidad de Manchester, quien se dio cuenta de que "pensar demasiado y rumiar aquello que nos preocupa es una estrategia aprendida que elegimos, consciente o inconscientemente, como una forma de tratar de lidiar con nuestros pensamientos difíciles y sentimientos complejos". Es decir, es un mal hábito del que afortunadamente, nos podemos deshacer.

Esto puede resultar complicado, por lo que si crees que te preocupas en exceso y que está empezando a convertirse en un problema mayor, la mejor opción es consultar con un profesional de la salud mental.

...

Seguro que te interesa...Señales que te dicen que has dejado de amar a tu pareja

Publicidad