Flooxer Now » Para ti

DAR EL PÉSAME

¿Cómo debemos actuar con una persona que acaba de perder un ser querido?

Consolar a una persona que está pasando por un duelo es complicado. Aquí tienes algunos consejos sobre qué decir y qué no decir en una situación así.

Publicidad

La pérdida de un ser querido es siempre un duro golpe que, para poder sobrellevarlo, necesitará del apoyo de las personas de nuestro alrededor. Cuando alguien que nos importa mucho se encuentra en esta situación de duelo, lo único que queremos es reconfortarle y brindarle todo nuestro apoyo, pero escoger las palabras en estos casos a veces nos resulta muy difícil. Solemos decir “lo siento”, pero con esto a veces sentimos que nos quedamos a medias y que no logramos expresar que en realidad nos importa mucho todo por lo que está pasando esa persona.

Para empezar, resulta muy útil saber primero qué es lo que no debemos decir. Preguntar "¿qué tal?", aunque no sea malintencionado, no es la mejor de las cosas que le puedes decir a una persona pasando por la pérdida de un ser querido. Resulta evidente que no está en un buen momento, por lo que ya te puedes hacer una idea de cuáles son sus sentimientos sin tener que preguntar, así que lo mejor es expresar directamente a esa persona que has pensado mucho en ella y que sientes mucho su pérdida.

Por otro lado, muchas veces optamos por decir que ahora su ser querido está en un mundo mejor. Este comentario va dirigido a aliviar el dolor de la persona y tranquilizarla, pero muchas veces causa el efecto contrario, ya que una persona que está pasando por un duelo lo que más desea en el mundo es que la persona que se ha ido estuviese presente, por lo que esta frase puede incluso empeorar las cosas.

Es normal sentirse incómodos y no saber qué decir en estas ocasiones porque nos importa mucho reconfortar a la persona y ser respetuosos. Nos preocupamos mucho sobre las palabras que debemos usar, pero no nos damos cuenta de que lo correcto es estar ahí. A veces basta simplemente con estar al lado de la persona, que sienta nuestra presencia y sepa que tiene en nosotros un hombro sobre el que llorar. Si nos quedamos sin palabras, lo mejor es ser transparente y decirle a la persona que no sabemos qué decir y si tienes confianza con esa persona, un gesto de cariño como puede ser un abrazo valdrá más que mil palabras.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Puede la psicología cambiar el mundo?

Publicidad