Flooxer Now » Para ti

CONFORT ANTE TODO

Cómo viajar cómodo: versión low cost. No te rompas el cuello de una cabezada

Descubre los mejores trucos para que esos largos viajes en tren o autobús no acaben con la salud de tu espalda.

Autobús

Pixabay Autobús

Publicidad

Viajar es un placer, pero cuando el bolsillo te frena, llegar hasta el destino en cuestión puede ser toda una pesadilla. Si alguna vez has tenido que coger un autobús nocturno o un tren de larga distancia sabrás lo incómodos que pueden resultar los asientos después de unas cuantas horas. Hoy te traemos algunos truquitos para que el próximo de tus viajes sea todo lo cómodo posible.

Coge los billetes con tiempo

Además de que serán mucho más económicos, podrás permitirte elegir los asientos estratégicos, si es que hablamos de un trayecto en autobús. Los dos que están colocados antes del baño serán ideales para reclinar el respaldo completamente, y los que hay justo después son una buena opción para conseguir algo de espacio extra. En su defecto, cualquier asiento de la primera fila también te posibilitará estirar más las piernas.

Aíslate

Los tapones para los oídos y los antifaces son dos recursos de lo más económicos que facilitarán enormemente tu descanso, ya que los ruidos del transporte y las luces brillantes te distraerán demasiado mientras tratas de conciliar el sueño.

Maleta inteligente

Sabemos que no quieres llevar el collarín-almohada contigo, ocupará demasiado en la maleta una vez llegues a tu destino. Por eso, te recomendamos hacer la maleta de forma inteligente, y llevar contigo una sudadera de algodón suave y gruesa que te sirva para rodearte el cuello durante el viaje, pero también te sea útil allí donde vayas.

No seas tan sociable

Si viajas con amigos, ya pasaréis suficiente tiempo juntos cuando lleguéis, no hace falta que vayáis unos pegados a los otros. Coged asientos separados, así te asegurarás de que no te molestan con sus charlas de madrugada o sus bromitas.

Publicidad