TEXTING ISSUES

¿Contestar a los mensajes rápido es ser demasiado intenso? Twitter debate sobre cuándo es el momento adecuado para responder

Ya sea por razones personales o por casualidad, hay veces en las que respondemos casi de inmediato a los mensajes que nos mandan. ¿Es esto malo?

Chica con móvil

Chica con móvil Pixabay

Publicidad

Con la naturalización de los chats y las apps de mensajería, ha llegado todo un nuevo sistema de códigos que conforma una nueva forma de expresarse y de entender los mensajes de texto, e incluso la frecuencia y la rapidez con la que se mandan. Uno de los asuntos más discutidos es cuánto tiempo es apropiado dejar pasar antes de responder un mensaje, y sobre esto hay opiniones de todo tipo: están los que se lo toman de forma casual y responden cuando pueden, pero también los que estudian con detenimiento cuánto tiempo "tener en vilo" a quien te ha escrito, sobre todo cuando se trata de alguien por el que se siente un interés romántico. ¿Cuál es la mejor forma de actuar? Gracias a este tuit viral, cientos de personas han expresado su opinión al respecto.

Demostrar interés o dejar de hacerlo es una parte muy importante en el coqueteo para muchas personas. Por tanto, hay quien decide dejar mensajes sin responder a propósito durante varias horas para que la otra persona no tenga la sensación de que se está a su total disposición. El problema reside en que el hecho de calcular la frecuencia y la rapidez con la que se responde a un posible romance delata que se siente un interés casi desproporcionado por la otra persona. A pesar de que queramos generar una impresión concreta en nuestros crushes, no es positivo comportarse de forma falsa y calculada con la persona que nos gusta.

Lo cierto es que, excepto en casos extremos, la rapidez con la que te responda la otra persona no se puede traducir en el interés que siente por ti. La mayoría de personas están muy ocupadas, y es normal que a veces se responda a los pocos minutos, y otras veces tengan que pasar varias horas para obtener una respuesta. Estar preocupado por calcular cuándo es el momento adecuado para responder solo añade una causa de estrés más a nuestro cerebro, que ya tiene las suficientes cosas por las que preocuparse. ¡Así que la próxima vez que te encuentres pensando en si es demasiado pronto para responder a un mensaje que has recibido, respóndelo cuando tengas tiempo y olvida las preocupaciones innecesarias!

Antena 3 » Para ti

Publicidad