Flooxer Now » Para ti

NO METAS LA PATA

Esto es lo que jamás debes hacer en una primera cita

Las primeras impresiones son las que cuentan, y estos consejos te ayudarán a no meter la pata durante el primer encuentro.

Publicidad

Cuando estamos conociendo a alguien que nos atrae no importa si tenemos claro el tipo de relación que buscamos, las primeras citas siempre son incómodas. La primera impresión que se tiene de una persona en este primer encuentro es tan importante que puede ser incluso decisiva a la hora de querer continuar conociendo a la persona o no. Los nervios nos pueden jugar una mala pasada y hacer que metamos la pata estrepitosamente. Para evitar situaciones embarazosas que causen una mala impresión de nosotros hay una serie de cosas que jamás debemos hacer en una primera cita.

La primera de ellas es hablar solo de nosotros mismos. Cuando dos personas se están conociendo lo ideal es que las conversaciones se mantengan en un 50/50 ya que está bien que hablemos de nosotros, pero también debemos preguntar por la otra persona para mostrar interés por él o ella. Cuando una persona habla sólo de sí misma termina aburriendo a la otra persona y esto, sin duda, no viene bien para un primer encuentro.

Otra cosa que resulta desagradable a la otra persona es estar consultando las redes sociales o los mensajes continuamente mientras se mantiene una conversación. Este gesto hace que la persona ponga en duda si nos interesa lo que nos está contando o si nos está aburriendo ya que muestra una evidente falta de interés. Para no crearle esta inseguridad a nuestra cita, lo mejor es avisar de antemano si estamos esperando una llamada o un mensaje importante. Si no es el caso, lo mejor es dejar el móvil apartado para mostrarnos más respetuosos.

Lo siguiente que debemos hacer para que nuestra cita se vaya con una buena primera impresión de nosotros es no llegar tarde. Que alguien nos tenga esperando durante un buen rato puede resultar bastante molesto, así que, si vamos a llegar tarde por el motivo que sea, lo mejor es avisar lo antes que podamos.

Por último, no hables de tu expareja. Puede parecer un tema de conversación importante, pero en una primera cita puede resultar extraño a la otra persona. Hablar de las exparejas ayuda a saber qué es lo que se busca en una persona, qué tipo de relaciones interesan o, simplemente, las vivencias pasadas de alguien, que nos servirá a entender mejor su comportamiento, pero mejor dejarlo para citas posteriores y más personales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cuatro etapas del amor: ¿Por qué es casi imposible pasar de la tercera?

Publicidad