Flooxer Now » Para ti

SEXO

Guía para conseguir orgasmos múltiples

Estos son los pasos que debes seguir para conseguir varios orgasmos en una misma experiencia sexual

Cómo tener un orgasmo múltiple

Cómo tener un orgasmo múltiple pexels

Publicidad

La mayoría de las mujeres, y de personas con vagina, pueden tener más de un orgasmo durante la misma experiencia sexual. ¿Cómo te quedas al saberlo? Sí, no se trata de ciencia ficción, tan solo tienes que saber cómo conseguirlo. Te interesa, ¿verdad? Te explicamos cómo:

El orgasmo es el clímax, el punto máximo de intensidad y de excitación sexual en el que los músculos del interior de la vagina se contraen de manera involuntaria. Alcanzar el orgasmo supone una liberación de tensión y mucho placer. Después de esto el cuerpo necesita descansar y recuperarse, sin embargo, este periodo refractario es más corto en las mujeres que en los hombres, lo que les permite recomponerse mucho antes. ¿Esto que quiere decir? Pues que se puede volver a tener un orgasmo en la misma práctica sexual, y no necesariamente de menor intensidad. Por ejemplo, durante los conocidos como preliminares se puede tener un orgasmo (a través de la masturbación y/o el sexo oral) y otro después durante el coito o penetración (ya sea con juguetes sexuales o con una pareja con pene).

Además de tener orgasmos secuenciales como los que estamos explicando (en los que alcanzas el clímax, paras y dejas de estimular la zona para luego volver a la carga), también hay mujeres que pueden tener orgasmos múltiples, es decir, que los tienen seguidos sin dejar de estimular la zona y sin realizar ninguna pausa.

Conoce tu cuerpo
Conoce tu cuerpo | Dainis Graveris en Unsplash

Guía para conseguir orgasmos múltiples

No todas las mujeres llegan al orgasmo siempre. En ello influyen muchos factores tanto físicos como emocionales. La mejor manera de alcanzar este estado máximo de placer, ya sea durante el sexo sola o en pareja, es a través del autoconocimiento y la autoexploración. Mastúrbate con los dedos, con juguetes sexuales, utiliza vibradores, intenta localizar el punto G... Conoce qué es lo que te gusta, qué es lo que no, qué necesitas para estar excitada y llegar al punto de tener un orgasmo, en qué postura estás más cómoda o tienes mayor acceso al clítoris. En definitiva, dedícate tiempo para ti, para estar a solas conocer tus genitales y disfrutar de ellos con calma, sin prisas y, sobre todo, sin expectativas.

No te obsesiones. Como en la vida, en el sexo lo que importa es disfrutar del camino y no centrarte solo en la meta. No por llegar al orgasmo vas a estar más o menos satisfecha. Otro punto importante es quererte a ti misma, sentirte sexy y, sobre todo, muy excitada. Puedes probar a masturbarte o a intentar conseguir estos orgasmos repetidos en esos días de tu ciclo menstrual en los que tengas la libido más alta.

Relájate. Es un momento para desconectar y pasárselo bien. Una vez que hayas conseguido estos tres primeros pasos y hayas llegado al primer orgasmo no termines. Según platanomelón, es más fácil llegar a tener varios orgasmos durante una misma experiencia sexual si el primero se ha alcanzado a través del sexo oral.

Cuando llegues a este primer orgasmo, intenta mantener el estado de excitación. Si notas la zona hipersensible pide a tu pareja sexual que no te estimule de forma directa el clítoris sino que acaricie otras zonas como los labios menores y mayores o la entrada de la vagina.

Publicidad