Flooxer Now » Para ti

Encuentra tu propósito I IKIGAI

El método japonés para saber cómo dirigir tu futuro

El método Ikigai, tradicional de la cultura japonesa, te ayudará a darle sentido a tu vida a través de cuatro cuestiones: tu pasión, tu misión, tu vocación y tu profesión.

Publicidad

Son muchas las personas que se encuentran satisfechas consigo mismas, que tienen claro qué quieren estudiar o en que desean trabajar, dónde prefieren vivir y cómo quieren disfrutar. Sin embargo, hay otras muchas que no tienen claro qué camino tomar. Si este es tu caso, no te preocupes. Por suerte, existe una fórmula que puede ayudarte a tomar las riendas de tu vida.

Dicho método es conocido como Ikigai. Se trata de un concepto japonés que hace referencia a la razón de ser o el propósito de cada persona. De acuerdo con la cultura nipona, todos los individuos tienen un Ikigai, y aunque hay algunos que ya lo han encontrado, hay otras personas que aún deben descubrirlo.

Sin embargo, ¿cómo podemos saber cuál es nuestro Ikigai? Existe una forma de saber qué camino debemos seguir basado en la cultura de la que nació este concepto. Tú mismo puedes formar tu propio Ikigai en base a cuatro preguntas respondidas en un orden concreto, tal y como te indicamos en el vídeo.

Para ayudarte a dirigir tu futuro mediante este método, dibuja cuatro circunferencias, haciendo que se crucen entre ellas y dejen un espacio conjunto en el medio. A continuación deberás contestar a las siguientes preguntas, y escribir las respuestas en los espacios exteriores.

  • La primera cuestión que deberás responder es en relación a lo que te gusta de verdad, es decir, aquello que te resulta divertido, interesante o que te motiva. Intenta centrarte en lo que te gustaría hacer si no tuvieras que preocuparte por ganar dinero. Esta será tu pasión.
  • En segundo lugar, pasarás a describir tu misión. Escribe qué crees que puedes aportar al mundo y plantéate cuestiones como qué problema de la sociedad te gustaría resolver.
  • Para la tercera pregunta deberás pensar en tus dones y habilidades. Pregúntate qué es lo que sabes hacer bien y en qué cosas destacas, así tendrás descrita tu vocación.
  • Por último, faltaría por contestar a la pregunta ¿por qué te pagarían otras personas? Piensa en las actividades que te podrían hacer ganar una remuneración económica. Así tendrás tu profesión.

Una vez completados los cuatro círculos, revísalos y comprueba que está todo acorde a tu personalidad y tus gustos. A continuación, observa aquello que coincida entre tu pasión, tu misión, tu vocación y tu profesión y así obtendrás tu Ikigai, es decir, tu razón de ser.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Qué debes responder si en una entrevista de trabajo te preguntan por tu mayor debilidad

Publicidad