Flooxer Now » Para ti

PSICOLOGÍA DE ANTAÑO

Qué es el complejo de Edipo o de Electra y cómo saber si lo tienes

Los autores más clásicos de la psicología dieron nombre a estas fases de la infancia y la adolescencia por las que gran parte de las personas pasan en algún momento.

Una madre con su hijo.

Una madre con su hijo. Pixabay

Publicidad

Los complejos de Edipo y Electra han vuelto a estar en tendencia durante los últimos días después de unos cuantos tuits virales en los que varios padres y madres compartían las experiencias que habían tenido con sus hijos al respecto. A pesar de lo dramático de sus nombres, estos 'complejos' no son más que fases de la infancia y la adolescencia en las que una persona siente un enorme apego por uno de sus progenitores o tutores legales, mientras que siente un importante desprecio por el otro, y lo ve como su competencia.

Por lo general, a esta fase se la denomina 'complejo de Edipo' cuando sucede en un varón, y 'complejo de Electra' cuando sucede en una mujer, aunque muchos utilizan el 'complejo de Edipo' como identificativo ambivalente. Según el momento en el que se manifieste, puede vivirse de formas muy diferentes, pero lo importante es que se ve al padre o a la madre como el ser más importante en el mundo, y la persona que lo sufre espera recibir toda la atención posible de su parte. Cuando esta atención no llega, o algo o alguien interfiere en ella, cunde la frustración y pueden ocurrir episodios de violencia, rabia o tristeza muy intensos.

Por lo general, no es un mal del que haya que preocuparse en exceso, ya que son muchas las personas que pasan por ello en algún momento de su vida, y en apenas unos meses, o como mucho unos años, este sentimiento de apego se relaja o se desvanece por completo. Lo normal es que suceda o entre los 2 y los 6 años, o entre los 12 y los 15.

Si sientes que has tenido este complejo de Edipo o de Electra, y que no has podido resolverlo de la forma adecuada, es importante que lo trates con un profesional de la psicología. Este te ayudará a identificar la raíz de tus problemas y los aspectos en los que pueden estar afectando a tu día a día. Un complejo de Edipo o de Electra sin resolver puede hacer que las personas tengan dificultades para establecer relaciones sanas, sobre todo con sus parejas. ¡Así que no tengas miedo a ponerle solución, ya que te ayudará a mejorar enormemente la calidad de tu vida social y afectiva!

Publicidad