Flooxer Now » Para ti

SE ESFUMÓ

Qué hacer cuando te hacen ghosting

Todo el mundo tiene la desgracia de cruzarse con algún fantasma de vez en cuando. Gracias a esta guía, aprenderás a gestionar la situación y a superarla.

Cómo lidiar con fantasmas.

Flooxer Now Cómo lidiar con fantasmas.

Publicidad

Puede que esta situación te resulte familiar: empiezas a hablar con alguien, y al principio la conversación va genial. Tenéis mogollón de química, así que te ilusionas. Un día, sin que lo veas venir, se pasa todo el día sin responderte, pero a la mañana siguiente te vuelve a escribir. Le respondes a los siete segundos, porque te puede el ansia. Pasa un día, pasan dos. Pasa una semana. Empiezan a sonar las alarmas: te están haciendo un ‘ghosting’ en toda regla.

Mantén la calma

Lo peor que puedes hacer es ser insistente. Tienes que asumirlo: no le interesas, o no lo suficiente como para dedicarte diez segundos de su día a mandarte una respuesta. Que le escribas una y otra vez no va a hacer que eso cambie. Sonará brusco, pero lo mejor que puedes hacer es borrar su chat, e incluso su contacto, para no tener ninguna clase de tentación.

No le des tantas vueltas

Sabemos que no paras de darle vueltas a la razón por la que ha dejado de responderte. No trates de poner excusas; sabes que lo más probable es que no quiera hablar contigo más. Es de muy mala educación y una cobardía por su parte, pero tampoco tiene una obligación moral contigo, no es como que llevéis seis años en pareja o algo así. Ha sido un encuentro pasajero, y no tiene nada de malo. Te llevas el bonito recuerdo de haber hablado un tiempo con esa persona, así que que te quiten lo ‘bailao’.

El rencor es venenoso

La próxima vez que te juntes con tus amigos vais a poner a esa persona a parir. Lo sabemos, lo hemos vivido, ya hemos llevado un gorro socorrido. Pero después de quedarte a gusto rajándole hasta el alma, será mejor que lo entierres en tu pasado. El rencor vuelve más agrias a las personas, y tú vales demasiado como para agriarte por alguien así. ¡Y sobre todo, no te cierres a nuevas posibilidades! Seguro que habrá una vampiresa o un hombre lobo esperándote entre tanto fantasma.

Publicidad