Flooxer Now » Para ti

CUESTIÓN DE PERSPECTIVA

¿Por qué nos vemos bien en los selfies, pero horribles en las fotos con la cámara exterior?

El vídeo en broma de este tiktoker ha generado una gran discusión en redes al respecto de cuál es nuestra apariencia real: la que vemos en la cámara frontal o en la trasera.

Una chica haciéndose un selfie.

Una chica haciéndose un selfie. Pixabay

Publicidad

Los problemas de autopercepción derivados del desarrollo de la tecnología móvil (o sea, verse feo en las fotos) llevan unas semanas generando grandes círculos de discusión en redes sociales. Hace poco hablamos de las diferencias entre la imagen de nosotros mismos en el espejo y la que vemos en las fotografías, pero hoy vamos un paso más allá. ¿Por qué nos gusta más nuestra cara en los selfies que en las fotos regulares? La dramatización de este tiktoker es el ejemplo perfecto de este problema:

Aunque se trate de una parodia, es una situación con la que muchas personas se han sentido identificadas. Hay a quien le resulta especialmente frustrante ser capaz de hacerse unos selfies de escándalo, pero no acabar de perfilar sus dotes para el posado frente a la cámara exterior del móvil. Para todos ellos, he aquí la explicación: en un selfie nos estamos viendo a nosotros mismos y, al igual que ocurre cuando nos miramos en el espejo, corregimos de forma automática a través de gestos todo lo que no nos gusta de nuestra cara. Por el contrario, en una foto con la cámara exterior del móvil no sabemos cómo estamos saliendo, así que la fotografía resultante nos gusta menos.

Pero que nadie tema: la mayor parte de las personas son mucho más atractivas en 3D y en movimiento que en fotografías, así que no se debe pensar que el mundo nos está percibiendo como seres horripilantes. ¡La imagen que vemos reflejada en el espejo es mucho más cercana a la realidad que la de cualquier cámara!

Publicidad