Flooxer Now » Para ti

LO DICE LA CIENCIA

Por qué tener pareja engorda (y estar soltero te vuelve guapo)

La mente humana es, en ocasiones, todo un conglomerado de incongruencias. Hoy te explicamos las malas pasadas que nos juega, según nuestro ‘estado civil’.

Pareja mirando el atardecer.

Pareja mirando el atardecer. Pixabay

Publicidad

Te avisamos de que leer este artículo de hoy puede hacer que te replantees la relación con tu pareja. ¿Has notado, en alguna ocasión, que tus amigos parecen aumentar de talla cuando pasan a tener una relación seria con alguien? Si la respuesta es que no, la ciencia ha venido para discutírtelo: estas son las razones por las que puedes subir de peso cuando tienes pareja.

Fuera presiones

Esta es la razón de mayor peso por la que las personas se desmejoran físicamente cuando entran en una pareja: la comodidad. Ya no existe la presión de tener que ‘conquistar’ a la otra persona, ahora os queréis un montón y lo superficial ha perdido importancia. Así que, además de una posible subida de peso, es probable que no cuides tanto tu aspecto, que dejes de prepararte tanto cuando sales… En general, que te vuelvas una persona un poco dejada. No te estamos insultando, lo dice la Psicología (con mayúscula).

[[H4:Todo es ‘x2’]]

Excepto en el caso de que conviváis y os dividáis las facturas, todo en vuestra vida como pareja se va a multiplicar; y eso incluye, por supuesto, la ración de comida. Ahí es cuando llega ese traicionero “Ay, no, estoy hasta arriba, cómetelo tú”, y claro, pasa lo que pasa.

Adiós al gym

Tener pareja supone reservar una cantidad de tiempo considerable al desarrollo de la relación. Es probable que tengas que reducir la cantidad de tiempo que dedicas a algunas de tus aficiones, y si el deporte no es una de tus prioridades, lo más seguro es que la suscripción al gimnasio sea la primera en caer.

Solteritos de oro

En cambio, tener que vivir en la soltería implica un cuidado extra de la imagen (a no ser que, efectivamente, seas una persona dejada). ¡Así que si quieres lucir como George Clooney o como Angelina Jolie cuando se te empiecen a acumular las décadas, más te vale no acomodarte en tus relaciones!

Publicidad