ES PA' REFLEXIONAR

¿No tienes esa sensación de logro al alcanzar tus objetivos? Podrías estar sufriendo anhedonia

El perfeccionismo puede ser un empuje fantástico para esforzarse al máximo, pero también puede ser muy traicionero a la hora de sentirse o no satisfecho con las metas que se van alcanzando a lo largo de la vida. Twitter ha debatido al respecto, al hilo de un TikTok viral.

Mujer triste.

Mujer triste. Pixabay

Publicidad

Todos pasamos por épocas en las que nos sentimos particularmente insatisfechos con nuestras vidas, pero hay personas que pueden llegar a sentir esa insatisfacción de forma constante. Como es de imaginar, se trata de un problema que reside en la mente de las personas, y no tanto en los sucesos que las rodean. Aun así, los usuarios de Twitter han debatido al respecto después de que se hiciese viral un tuit que capturaba un vídeo de TikTok sobre este tema.

La anhedonia es la imposibilidad de sentir placer cuando te ocurren cosas buenas, o en situaciones en las que la mayoría de personas sanas se sentirían bien: quedar con tus amigos, salir de fiesta, ver tu peli favorita o dedicarle un rato a tu hobby estrella son algunas de las actividades que se pueden ver afectadas. Pero la anhedonia que tiene que ver con los logros o metas es especialmente habitual, sobre todo entre los jóvenes, ya que se deja de sentir la realización que proporcionaban el entorno familiar o el académico a una edad más temprana.

Durante las últimas décadas, los primeros estadios de nuestras vidas han estado definidos por el sistema objetivo-recompensa: las calificaciones, los regalos de Navidad, las golosinas por portarse bien… Son procesos que nos enseñan que cada cosa buena que logremos nos traerá una recompensa directa. Cuando el entorno deja de ofrecer estas dosis de serotonina tan evidentes y cortoplacistas, las personas empiezan a sentir que sus logros no valen nada, o que no están lo suficientemente recompensados.

Es importante pararse a pensar de dónde viene este sentimiento, y replantear la forma en la que entendemos la persecución de nuestros objetivos. Hacemos las cosas por nosotros mismos, y alcanzar metas debe ser un motivo de orgullo y satisfacción, por pequeñas que puedan parecer. No hacerlo supondrá una constante fuente de frustración y nos alejará de sentirnos felices, por algo que solo está en nuestra mente.

Antena 3 » Para ti

Publicidad