Flooxer Now » Salseo

Bajonaca

¿Te da bajón después de tener sexo? Tranqui, se llama disforia postcoital y tiene cura

Puede que alguna vez te haya pasado a ti o a una persona con la que has estado, y se trata de un asunto mucho más normal de lo que podrías pensar.

La ausencia de sexo te pone triste.

Getty La ausencia de sexo te pone triste.

Publicidad

Casi por definición, las relaciones sexuales son placenteras. Cuando dos (o más) personas se atraen, están seducidas recíprocamente y tienen sexo, lo más normal que se que se alcance un clímax seguido de una sensación de bienestar. Y sin embargo, hay muchas personas que no experimentan ese placer, si no más bien todo lo contrario.

Se trata de un síndrome conocido como Disforia Postcoital (DPC), y consiste en una inexplicable sensación de melancolía, vergüenza o ansiedad que invade a ciertos individuos después de practicar sexo. Las personas que lo sufren explican que estas emociones no tienen relación con la calidad del acto en sí: puede haberles gustado mucho la persona con la que estaban o incluso haber disfrutado del tiempo que han estado haciéndolo, pero es terminar y a veces echarse a llorar unos minutos.

Pareja | iStock

Los estudios al respecto de este asunto son muy limitados, y uno de los más conocidos es el realizado por la Asociación Internacional para la Medicina Sexual apuntando a varios motivos. Los más normales son fisiológicos, porque después de un orgasmo tu frecuencia cardiaca se reduce, la respiración se vuelve más lenta y tus músculos se relajan. Para algunos, esto es el momento ideal para echar una cabezadita, pero hay otras personas que identifican estos signos biológicos con una sensación de abandono y soledad.

En 2015, la revista Sexual Medicine publicó uno de los pocos estudios sobre el tema, centrándose en un grupo de 230 mujeres australianas con una edad media de 26 años. El 46% de ellas dijo haber sufrido DPC alguna vez en su vida, un 5% dijo haber tenido algún episodio en el último mes y el 2% confesó que siempre que tenía una relación padecía esta tristeza.

Sexualidad | sexualidad

Lo que hace difícil determinar las causas de esta nostalgia incontrolable es que cada persona parece experimentarla de manera única, y es muy difícil explicar los síntomas más allá del contraste con la felicidad que se sentía momentos antes. Pese a todo, y si la cosa perdura en el tiempo, lo suyo es que busques consejo profesional porque se trata de una preocupación a la que se enfrentan psicólogos con mucha frecuencia.

Incluso si no hay problemas detectados para solucionar, algo de terapia seguro que ayuda a hablar abiertamente sobre ello. Por resumir: estar triste después de tener sexo no es algo para nada raro ni tienes por qué avergonzarte de ello. Todos los especialistas que hablan sobre ello dicen que superarlo es posible, y que el primer paso es reconocer los sentimientos que estás sufriendo.

Publicidad