Flooxer Now » Salseo

Party Animal

Bryce Hall, en líos por participar supuestamente en otra fiesta ilegal

La superestrella de TikTok al parecer no puede reprimir sus instintos fiesteros y varios influencers en las redes aseguran que anda saltándose las normas de confinamiento.

Bryce Hall en su fiesta de cumpleaños

@defnoodles | Twitter Bryce Hall en su fiesta de cumpleaños

Publicidad

Ya van varios avisos y la cosa podría acabar regular para Bryce Hall. Tras su vergonzosa disculpa irónica por haber celebrado fiestas ilegales, el tiktoker tiene toda la pinta de haber participado una vez más en una fiesta de las que no están permitidas actualmente.

Lo dice el youtuber Patrick Starr, especializado en consejos de belleza, quien añade que había otras celebrities como Tessa Brooks saltándose las normas actuales de confinamiento.

 

Starr no desvela la información en un vídeo-denuncia, sino en un selfi donde se le ve con ambas estrellas en mitad de un sarao a todas luces inapropiado para los tiempos que corren.

Lo curioso es que esta supuesta pillada (no hay manera de saber si es actual el vídeo) viene poco después de que Bryce se mostrara "totalmente arrepentido" de las fiestas que había hecho durante la pandemia. Fue en una entrevista con el programa Entertainment Tonight, donde añadió que el "party animal" que llevaba dentro había sido "un poquito domado".

A Hall y los otros habitantes de la Sway House ya les dieron un serio toque cuando primero la policía de Los Angeles aseguró que estaban investigando el asunto y que podrían haber condenas de cárcel. Al final solo decidieron cortar temporalmente la luz en la casa, pero siguen en el punto de mira.

Las redes sociales(desde comentarios en TikTok a numerosos tuits) han respondido con mucha dureza a las imágenes donde se ve posar a Hall, sin dudar ni un momento de la veracidad de las mismas. En general se pide que las marcas revisen los acuerdos que tienen con Bryce, porque no parece un ejemplo a seguir.

Curiosamente, él todavía no se ha pronunciado respecto a la polémica, que saltó en la madrugada del viernes y podría costarle caro en términos económicos y sobre todo de reputación.

Publicidad