Flooxer Now » Salseo

Lenguaje sexual

¿De cuántas formas se puede decir "follar"?

El lenguaje relacionado con el sexo es maravilloso, por los recovecos que es capaz de tomar para referirse a al acto.

Se puede ser sutil, o no tanto

Getty Se puede ser sutil, o no tanto

Publicidad

'Rayuela' es una novela atípica y la obra más famosa del escritor Julio Cortázar. Quizá te suene de haberla estudiado en el instituto, y uno de los capítulos más populares dice lo siguiente: "Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes". Un galimatías incomprensible que el autor argentino se inventó para saltarse la censura cuando publicó el libro, ya que lo que él quería decir era directamente "follar".

Hace pocos días el dilema de cómo referirse al acto sexual saltaba en Twitter, gracias a una compatriota de Cortázar que inició un hilo buscando sinónimos y expresiones alternativas a la de "tener relaciones". En Argentina se dice comúnmente "coger", pero al igual que en castellano, hay muchísimas formas de referirse a, ejem, eso.

 

Por eso hemos pensado en hacer un resumen de términos, usos y aplicaciones de algunas de las más curiosas, definiendo el momento en el que es más correcto utilizarlas y que suenan mucho menos brutas que eso de "follar". Vamos a dejar de lado cosas como "echar un polvo", trajinar, tener tema y demás cosas obvias. Empezamos:

- Copular: el término científico y referido normalmente a la reproducción entre animales tiene su toque graciosete dependiendo del contexto. "Por supuesto, nada de cópula hasta después del matrimonio", leía el que esto escribe hace poco en un perfil de Tinder. Al final no hubo match para saber si iba de broma, pero las risas no te las quita nadie.

- Frungir: en un contexto desenfadado, este verbo inventado es una expresión que pretende referirse de manera culta a eso de introducir A en B. Pero como no existe en el diccionario, su uso se limita a ambientes de cachondeo. Además, es de conjugación complicada, porque decir "¿Te lo has frungido ya?" suena raro. Quizá por eso nos gusta.

Pareja | iStock

- Chingar: a diferencia del anterior término, este sí está reconocido por la Real Academia de la Lengua Española, y significa lo que tú estás pensando. Además de sinónimo de folleteo, (concretamente, la definición es "practicar el coito con alguien"), existen otros significados como "molestar a alguien", "beber con frecuencia vino o licores" o, atención, en Costa Rica, Nicaragüa y Honduras es "cortar el rabo a un animal". Así que cuidado si un nicaragüense se te ofrece para chingar.

- Wiki-wiki: una manera cuqui de hablar de algo que para algunos es tabú. Si te sonroja la palabra "cópula", es muy probable que seas usuario de la expresión "wiki-wiki", que puede tener efectos devastadores para los diabéticos por su alto contenido en azúcar lingüístico.

Pareja en la cama | iStock

- Fornique: esta palabra se ha puesto últimamente de moda gracias al battle royale que arrasa en los videojuegos y con el que comparte una pronunciación casi idéntica. Sí, hablamos del Fornite, y gracias a la poca originalidad de algunos de sus jugadores, "echar un fornique" se ha convertido en una expresión más habitual de lo que nos gustaría.

- Empotrar: en este punto no hay dudas sobre las costumbres de uso, ya que si alguien quiere empotrar a un tercero, es porque le tiene muchas ganas. El diccionario dice que es "Incrustar una cosa en otra, especialmente al hacerlas chocar con violencia entre sí". ¿Hace falta explicación?

Publicidad