Flooxer Now » Salseo

Mucha pasta

¿Cuánto cuesta ser un streamer top? Pokimane cuenta su -carísima- experiencia

Estar en la cima de la creación de contenido no es un camino de rosas: hay muchos más gastos de los que te puedes imaginar en un primer momento.

Pokimane, una de las mayores streamers del mundo

Cloak Brand Pokimane, una de las mayores streamers del mundo

Publicidad

La pregunta más típica que se hace sobre los youtubers es a la vez la que menos les gusta responder: ¿cuánto ganan? La respuesta es compleja porque casi ninguno de los creadores de contenido tiene un sueldo fijo, pero es que además hay un factor clave que no se suele tener en cuenta.

Hablamos de los gastos, que sí suelen ser fijos. Mientras que la monetización de los vídeos depende completamente de los espectadores que consiguen atraer, lo que cobra un editor, un representante o un asesor financiero no depende de nada más que sus tarifas.

Han salido en las últimas semanas casos de editores de youtubers notables en España que denunciaban haber tenido sueldos ridículos (rondando el euro y medio por hora de trabajo, según sus comentarios), pero los streamers honrados no son tan caraduras.

 

Pokimane ha confesado en una entrevista que sus gastos son tan astronómicos como los números que mueve. "Durante mucho tiempo tuve editores de vídeo que trabajaban para mí a comisión. Pero según paso el tiempo, se convirtió en varios editores a tiempo completo, y tuve que contratar a alguien para que coordinara mis editores".

La candidata a streamer del año de los Esports Awards (categoría en la que participa también Ibai Llanos) explica que su curro le trae muchos quebraderos de cabeza. "Contraté a un asistente que toma decisiones por mí, no puedo responder a todos los emails y reuniones que me llegan"

Y es más concreta: "mis gastos empresariales son, con mucho, en lo que más gasto. Entre 10.000 y 20.000 dólares mensuales en pagar a gente que trabaja para mí". Eso también da una idea de que las cosas le van bien, no nos engañemos, pero si un mes le fueran mal, el impacto en sus cuenta de ahorros no sería poca cosa.

Publicidad