Flooxer Now » Salseo

CONFESIONES CON MAXIMUS

ElRubius: "Sigo flipando con que me paguen por jugar a videojuegos"

El streamer se confiesa en una charla con Maximus, uno de sus amigos más antiguos, y habla sobre ansiedad, su relación con el dinero y su futuro como youtuber.

ElRubius, el youtuber más seguido de España

Movistar+ ElRubius, el youtuber más seguido de España

Publicidad

Algo nos olíamos que el cambio en la vida de ElRubius, a primeros de este año, tenía mucho que ver con su estado de ánimo. Así lo ha aclarado el youtuber más popular de España en una charla donde se ha abierto como un libro, asegurando que vive un momento dulce: "Estoy mucho más a gusto ahora que antes cuando lo petaba más".

Son palabras que le sacó su amigo íntimo Maximus, también creador de contenido y que le ha acompañado desde hace muchos años en su andadura. Tras varias horas en Minecraft y otros juegos chorra, su stream de este finde se convirtió en un confesionario improvisado, donde ambos colegas meditaron sobre los cambios en el sector y en sus vidas.

"Me da mucha pena cuando me entero que hay gente que me deja de seguir, que se canse de mi contenido", dijo en relación a no ser el que más lo peta en Twitch y su cada vez más discreta presencia en YouTube. Para ello tiene una explicación: "Desde que dejé España, hay mucho postureo, como que no queda bien en el currículum seguir a streamers que están en Andorra"

Si bien subraya que la gente es muy posturera en ese tema, reconoce que influyen otros factores y que él mismo se ha "cansado de otros youtubers de los que antes veía su contenido". El estilo de vida que lleva en su nuevo hogar sí le ha afectado para bien, y no solo hablamos del país de los youtubers: "Estoy a gustísimo, no me puedo quejar de nada, antes mi vida era diferente. Desde Twitch empecé a vivir de otra manera, antes no disfrutaba"

 

El perfeccionismo que se gastaba en su época de youtuber (que también parece estar a un lado actualmente) le dejaba "jodidísimo con el tema de la ansiedad y todo eso", y aun así todavía se sorprende de las particularidades del sector en el que trabaja.

"Es super raro este mundillo", dijo con Sr Cheeto -otro amigo de sus inicios- ya incluido en la charla. "Sigo flipando: a día de hoy, me despierto y pienso que nos estamos ganando la vida jugando a videojuegos. La sociedad ha llegado a un punto donde se puede monetizar eso".

 

El chat le mandaba su apoyo y le recordaba que otros sectores debieron tener comienzos similares, algo en lo que Rubius está de acuerdo: "Cuando inventaron el fútbol seguro que pensaron lo mismo, mira los contratos ultramillonarios de Messi, Mbappé, Cristiano...".

Echando la vista atrás, le gustaría que la percepción sobre el mundo streamer cambiara, y que "no se juzgara a las personas por sus gustos" a la hora de pasar el tiempo frente a Twitch, YouTube o plataformas de streaming. Para los creadores, un consejo: "Si eres tú mismo, vas a dormir mucho mejor por las noches".

En cuanto a su realidad cotidiana, ha reconocido que no ha sabido aprovechar bien el tiempo junto a los que más quiere. Comparándose con otros youtubers cree que tiene bastante que aprender: "En nuestro grupo de amigos somos los más autistas: nunca hacemos cosas juntos, siempre estamos en casa".

Algo a lo que le pretende poner solución muy pronto, y más después de unas vacaciones a todo tren. "Este ha sido mi primer verano de persona con dinero, y me han acostumbrado a la mala vida". Lo dice en referencia a las casas de lujo que ha frecuentado y los encuentros náuticos con Vegetta y Willyrex, por lo que quiere repetir a no mucho tardar: "Ahora que puedo, me gustaría el año que viene alquilar un barco, invitaros y estar todos ahí". Eso no nos lo perdemos.

¿Estamos frente a una nueva etapa vital de Rubius? ¿Ha conseguido todo lo que se proponía y pretende vivir de las rentas de una fama estratosférica? El streamer también dejó caer que tiene muchos proyectos a la vista, con ganas de seguir adelante, pero la falta de presión y las mieles de una vida relajada quizá afecten a la manera de entender su profesión. Solo el tiempo nos dará la respuesta, y a él también.

Publicidad