Flooxer Now » Salseo

¿PERO QUÉ PASA, ROMEOS?

Mostopapi vuelve a YouTube tras la polémica con Naím Darrechi

El youtuber vasco regresa a sus entrevistas muy subidas de tono casi tres meses después de un jaleo de proporciones épicas.

Mostopapi en una de sus entrevistas

@MostopapiTV / YouTube Mostopapi en una de sus entrevistas

Publicidad

Quizá te hayas enterado que Naím Darrechi vuelve a estar de tendencia estos días porque se juega una temporadita entre rejas. El Juzgado de Instrucción número 2 de Palma admitió a trámite el pasado fin de semana una querella del gobierno balear en su contra por presunto delito de discriminación.

Todo comenzó con una entrevista que calificaríamos de inocente si no fuera porque detrás está Mostopapi, un youtuber innegablemente buenrrollero que sin embargo se ha especializado en sacar los colores a la audiencia y a sus invitados. Con Darrechi y sus risas frente a las declaraciones de "les digo que soy estéril para quitarme el preservativo", los colores se los sacaron a él.

 

Tan fuerte fue el torbellino causado que Mostopapi borró la entrevista a las pocas horas y se ha tomado muchas semanas para volver a subir contenido. El de Bilbao (pero nacido en Guinea Ecuatorial) estuvo prácticamente dos meses y pico sin dar apenas señales de vida más allá de un puñado de tuits y un borrado de varios contenidos también polémicos en Instagram.

Pero de algo hay que comer cuando eres youtuber, y hace solo unos días volvió a YouTube para hacer lo que mejor se le da: entrevistas como mínimo picantonas. Fue con la tiktoker Isa Brunelli y un titular que de sutil tiene entre cero y nada. "Yo siempre la trago, no la voy a escupir", resalta Mosto como highlight de su encuentro virtual

 

Pese a que Ibai ya le dijo que su contenido no le parecía el más oportuno del mundo, su vecino de ciudad natal ha seguido el mismo camino con la streamer Seleneitor o las modelos pornográficas (madre e hija) de la familia Wizzars. Estas últimas dejan caer que un streamer les ofreció 20.000 euros por un trío. En fin.

 

Lo dicho: Mostopapi ha vuelto, y parece que con el mismo ánimo, costumbres y tono que ya le han definido dentro de un género muy concreto. No sabemos si definirlo como guarreteo, intimidades sexuales o lo de impactar porque sí, el caso es que él probablemente seguirá dando la bienvenida a los Romeos, dando sorbitos distraídos a su vaso de agua y jugando con temas que rozan la línea roja de YouTube. Con más de un millón de visitas de media en cada vídeo, por lo menos le sale rentable.

Publicidad