Flooxer Now » Salseo

SIGUIENTE NIVEL

4 posturas sexuales difíciles que (tal vez) no has hecho en la cama

Si os apetece cambiar un poco, aquí van cuatro de las posturas más difíciles del Kamasutra.

Sexo

iStock Sexo

Publicidad

El Kamasutra es una guía oriental que aborda el acto sexual y todo lo que este conlleva. Sí, porque además de las famosas posturitas que recoge, también habla sin tabués sobre la seducción, el cortejo, cómo elegir a una esposa (se calcula que fue escrito entre los siglos I y IV d.C), la prostitución, pero también abarca los preliminares, los besos, los juguetes sexuales...

Por eso, a día de hoy sigue siendo una referencia a la que acudir cuando te apetezca probar cosas distintas. Porque está muy bien que tus colegas te recomienden lo que les gusta o les deja de gustar mientras jugáis al 'yo nunca', pero nunca está demás informarse, investigar, leer lo que dicen los expertos y disfrutar en pareja.

Si tu pareja y tú habéis sucumbido a la rutina y os apetece cambiar para que la cosa vuelva a ser emocionante, podéis poneros a prueba con algunas de las posturas más difíciles del Kamasutra. Lo más seguro es que nunca las hayáis hecho en la cama por su dificultad y requerimiento de forma física. Así que armaos de paciencia, entrenad y recordad que la única finalidad es pasarlo bien y obtener placer.

Estas son 4 de las posturas sexuales más atrevidas que la sexóloga Marina Monzón ha recopilado en la guía ilustrada para plátano melón (que puedes obtener gratis en su página web):

1. El tetris

Consiste en 'encajarte' con tu pareja y no dejar ni un hueco. Si eres una persona con vulva, colócate recostada de un lado para que tu pareja (ya sea con pene o con arnés y dildo) se coloque de rodillas encajando el cuerpo lo máximo posible para comenzar la penetración.

2. Trapecistas

Comenzamos con las posturas con las que podrías sacarte el título de artista circense. La persona que vaya a realizar la penetración debe dejar caer medio cuerpo sobre un lado de la cama, es decir, de cintura para arriba el cuerpo debe estar fuera de la cama (vamos, con la cabeza colgando). Por otro lado, el compañero que vaya a recibirla debe sentarse sobre el otro y realizar las movimientos (con cuidado de no caerse).

3. Deportista

Esta puede hacerse sobre la cama o una silla pero el punto es probarlo sobre una pelota de Pilates, ya que la dificultad está en aguantar el equilibrio. El hombre (o persona con pene) se sienta sobre la pelota mientras que la mujer (o el compañero que vaya a recibir la penetración) se sienta encima de espaldas.

4. Yogui

Ideal para las personas flexibles y que estén acostumbradas a realizar Yoga. La persona que vaya a recibir la penetración se coloca tumbada sobre la cama levantando las piernas y llevándolas hacia la cabeza. Por su parte, el otro miembro de la pareja se sienta encima (como si estuviera haciendo una sentadilla).

Publicidad