Flooxer Now » Salseo

A TOPE DE ARTE

Atacan a Marina Riverss por un polémico tiktok que ha enfrentado a las redes

El crossover entre TikTok y el arte renacentista está arrasando y tiene tantos fans como haters. Un jugoso debate que trae cola en Twitter y del que no se salva nadie.

Los tiktoks que tanto revuelo han causado

@_riverss_ - @martinabrrrrrrrrr / TikTok Los tiktoks que tanto revuelo han causado

Publicidad

A veces nos olvidamos de que las redes sociales coexisten pero en ciertas ocasiones son como el agua y el aceite. Lo que empezó con un simpático tiktok de Riverss acabó en una polémica con cuchillos que volaban por todo Twitter. Esquivarlos era más difícil que aprenderse la coreo de un trend en menos de 24 horas.

El clip que fue la chispa del debate lo protagoniza una de las tiktokers más populares de la red social. En él podemos ver a Marina Riverss justo delante del David de Miguel Ángel dándolo todo con el remix de ‘911’, la canción entre Sech & Jhay Cortez que arrasa en TikTok.

A nosotros nos dio envidia ver lo bien que tenía memorizados los pasos la influencer pero a otros les cabreó a base de bien: “Odio la época que me ha tocado vivir”. El usuario que compartió el tuit catapultó a Riverss y logró la friolera de 9.000 retweets y alrededor de 35.000 likes.

 

A Marina le entraron las críticas por un oído y le salieron por el otro. El tiktok en cuestión suma más de un millón de visualizaciones y ella siguió disfrutando de su viaje por Italia sin grandes preocupaciones.

 

Y de la Italia más renacentista saltamos a un lugar que nos pilla más cerca y al que recomendamos ir, que es muy bonito y hay aire acondicionado. No sabemos si es una tendencia que ha llegado para quedarse pero tras el lío con el David de Miguel Ángel le llegó el turno al Museo del Prado.

El tiktok de otra usuaria en ese artístico paraje avivó un debate al que la leña le hacía poca falta. Al chico que compartió el vídeo le cayó una buena y a los protagonistas del mismo, también: “¿Estos nos pagarán las pensiones?”, se puede leer en los comentarios.

 

La cosa ya estaba calentita y las réplicas al tuit anterior fueron una joya. Los más jóvenes de la plataforma no quisieron quedarse callados ante los ataques gratuitos, por ahí no iban a pasar.

 

Si tuviéramos que decantar la balanza por unos o por otros diríamos que el tiktok logró más fans que haters. Mucha ironía y algún dardo envenenado para los que no disfrutan con el contenido de la red social de moda: “El Museo está literalmente para esto, a llorar a la llorería”.

 

Tanto hablar de arte se ha despertado en nosotros un hambre irrefrenable por verlo en directo, ¿y a vosotros? Si se convierte en tendencia lo único que sucedería es que los museos recibirían a más público que nunca, así que todo son buenísimas noticias.

Publicidad