Flooxer Now » Salseo

EL CARA A CARA DEFINITIVO

Rubius, su liada en Twitter y un enfrentamiento muy “Boomer”

El de Andorra no es de meterse en líos pero ayer se zambulló en uno de cabeza, ¿el culpable? Un señor que lo acusó de tener más audiencia que un ministro.

Rubén en su último stream en Twitch

Rubius / Twitch Rubén en su último stream en Twitch

Publicidad

Rubius se ha autodeclarado ‘La Absoluta Leyenda del Gaming’ y de ahí no lo podemos bajar. Está tan feliz por haber finalizado el videojuego God of War en la máxima dificultad que se ha venido arriba y ha contestado a un usuario de Twitter que criticó su impresionante impacto en la red social.

No estamos nada acostumbrados a que el youtuber dé rienda suelta a sus enfados, mucho menos públicamente. Recordemos que con su mudanza a la bella Andorra tardó unos días en hacer frente a las críticas.

Siendo ese su manso carácter ayer nos dejó helados cuando respondió a un señor que no entendía el porqué un gamer tenía más poder que un ministro: "No es por nada, pero que un Ministro hablando sobre pensiones tenga 33 me gustas y Rubius diciendo que se va a acostar tenga 10.300, pues como que te hace reflexionar”.

 

Alfonso adjuntó sus pruebas para que nadie pudiera arrebatarle la razón pero, quién se lo iba a decir, lo de citar a Rubén en el tuit dio sus frutos. El streamer estaría en un rato muerto y fuera de directo y decidió contestar al señor Muñoz sin cortarse un pelo: “En tu cara BOOMER”.

 

Y estalló la guerra por culpa del ‘zasca’. Un combate impresionante con dos bandos bien diferenciados; los que aplaudieron a ElRubius –que no fueron pocos– y los que, con menos ruido, vitorearon a Alfonso por hablar alto y claro de un tema candente e importantísimo.

La verdad sea dicha, el bando del gaming era demasiado poderoso para el pobre señor de Twitter: Xokas, Jordi Wild, DjMariio, Zorman o la mismísima Paula Gonu no dejaron pasar la ocasión para felicitar al malagueño.

 

El pobre Alfonso se llevó tal susto al ver sus notificaciones tan petadas que reculó y dio la razón a todo ese nuevo y cabreado público que visitó su perfil: “Reconozco que he cometido errores: los likes, quería decir videojuegos y que tenemos (me incluyo) q escuchar más a los jóvenes y dar respuesta a sus demanda. Ah! Y saber comunicarnos mejor”.

 

Un final feliz en el que reina la concordia y el entendimiento. ¿Es esto Twitter o nos hemos confundido de plataforma? La bonita historia podría acabar con un ‘y comieron perdices’. Rubius a sus streams y el señor a comentar los Juegos Olímpicos, cada uno a lo suyo.

Publicidad