El beef que supuso el comienzo de la enemistad entre Kanye West y Taylor Swift ha resucitado. Hace unos días se filtró al completo la conversación telefónica que ambos tuvieron sobre la polémica letra de ‘Famous’, donde Kanye hacía referencia a Taylor Swift. Según esta grabación, Taylor Swift habría estado diciendo siempre la verdad mientras la mujer de Kanye, Kim Kardashian, la vendía al escarnio público.

Recordemos que la letra de la canción dice: “Siento que Taylor y yo todavía podríamos acostarnos. ¿Por qué? Porque yo hice famosa a esa zorra". Y no sólo eso sino que el rapero ya la había humillado en el escenario de los VMAS: Taylor estaba recogiendo su premio y West la interrumpió para decir que tenía que haber ganado Beyoncé.

Taylor ha querido zanjar esta polémica y se ha pronunciado al respecto a través de su Instagram Story: “En vez de responder a todos aquellos que me están preguntando cómo me siento por el vídeo que se ha filtrado, demostrando que siempre dije la verdad sobre (ya sabéis, esa que se grabó de forma ilegal y que alguien editó y manipuló con tal de incriminarme y hacerme pasar a mí, a mi familia y a los fans por un infierno durante 4 años), deslizad hacia arriba para saber lo que de verdad importa".

 

La cantante de ‘Lover’ ha facilitado a sus seguidores el enlace de ‘Feeding America’, una ONG de bancos de alimentos para ayudar a aquellas personas que no pueden acceder a comida durante esta crisis del coronavirus.

Kim Kardashian ha vuelto a entrometerse en esta disputa diciendo que se ha visto "sin más remedio" que salir a defender a su marido aunque considere que "a nadie le importa este asunto" con toda la que está cayendo (una pandemia).

El quid de la cuestión es que ambas defienden cosas distintas: según Taylor y su equipo en ningún momento se les comunicó que la llamaría ‘zorra’ en la canción y que la finalidad de la llamada no era la de pedir su aprobación sino compartir el tema en redes sociales para darle publicidad.

Por su parte, Kim insiste en que la letra estaba inacabada cuando se produjo la llamada y que su intención al publicar los cortes en Snapchat fue demostrar que se había producido esa llamada que según ella Taylor Swift negaba.

 

La publicista de Taylor también ha entrado al trapo y se pregunta a quién han tenido que cabrear los Kardashian-West para que se haya filtrado esta conversación ahora.

Pero la cosa no queda aquí. La rapera Azaelia Banks también se ha metido para echar más leña al fuego aportando un punto de vista completamente distinto a la polémica. Banks arremete duramente contra Kim Kardashian y le pide que se ponga en el lugar de Taylor:

“En vez de sugerir que se comportara como un padre, sugeriste que estaba bien acosarla sexualmente. ¿Y si un hombre mayor y extraño le hiciera eso a North o a Chicago? Estarías furiosa. Kanye es padre ahora y no tiene razón o derecho de ir por ahí haciéndole eso a cualquier mujer, ya sea blanca o negra. Deja que Taylor se defienda del acoso de Kanye y déjala en paz, por favor”.