Flooxer Now » Salseo

PLAYAS, YATES Y PAELLAS

Así están siendo las vacaciones de Auronplay, Biyín, JuanSGuarnizo y Arigameplays

Las dos parejas streamers están compartiendo con sus seguidores cada detalle de un lujoso retiro veraniego, en una relación que se formó gracias a Twitch.

AuronPlay, uno de los youtubers más importantes de España

Getty AuronPlay, uno de los youtubers más importantes de España

Publicidad

El trono de Twitch se va a quedar al menos dos semanas más sin su rey. Auron decidió hace unos meses tomarse un tiempo alejado de la cámara frontal de su setup, y para alegría de sus seguidores lo está haciendo muy bien acompañado.

 

Con su mediática ruptura como algo del pasado, Biyín se ha apuntado a un plan que también tiene a los mejicanos Arigameplays y JuanSGuarnizo como camaradas de viaje. Si bien no se sabe el destino exactamente, tiene toda la pinta de que ambas parejas no se han alejado mucho de Barcelona, donde residen los streamers catalanes.

 

Si hace unos días mostraban su impresionante lugar de retiro, ayer compartían imágenes de cómo navegaban a toda velocidad por el Mediterráneo. Lo hacían a bordo de un yate privado que los anfitriones locales alquilaron especialmente para la ocasión, una más en las aventuras que están viviendo IRL.

 

Entre esas se cuenta la de "comer paella de verdad" que anunciaba Ari en uno de sus últimos tuits. Como ya pasó entre Silvia Muñoz y Cristiurbi, las mediáticas parejas están compartiendo absolutamente todo y se han vuelto inseparables durante los últimos días.

 

El hecho de que los streamers estén inundando sus Stories con un montón de detalles sobre sus días libres ha llamado mucho la atención entre los fans. Si bien los cuatro suelen subir contenidos de su vida cotidiana muy a menudo, no es tan normal verles confesando cosas como que están enganchados a unos snacks (a menos que sea publi) o cómo se les queda la piel después de horas bañándose.

 

Lejos de la envidia, sus seguidores están celebrando el buen rollo que andan mostrando bajo el sol, y andan cruzando dedos para que parte de estas vacaciones también sucedan en México. Así Juan y Ari podrán devolver el favor a los anfitriones, y de paso seguir alimentando de imágenes idílicas a los que les admiran desde sus teléfonos.

 

Bueno, quizá sí haya algo de envidia, pero de la sana.

 

Publicidad