¿Cuántas veces has hablado con tus colegas de ese momento en el que podáis ir en tu coche escuchando musicote con rumbo a ninguna parte? ¿Cuántas veces has fantaseado con escapar en el momento en el que te apetezca con destino donde tú quieras? Muchas, lo sabemos, pero para poder hacerlo posible lo primero que tienes que tener en tu poder es el carnet de conducir, ¡es totalmente imprescindible!

Y aunque apuestas que te lo sacarías con la gorra en cuanto te apuntaras a la autoescuela porque siempre te han gustado los videojuegos de carreras y desde que tienes uso de razón has sido el perfecto copiloto, la realidad es que necesitas pasar un examen. Bueno, más bien dos.

Uno de teoría en el que tendrás que demostrar conocimientos sobre normas de circulación, señales, detalles técnicos… y otro examen práctico para el que tendrás que prepararte previamente conduciendo el coche de autoescuela y que, este sí, depende más de tus capacidades intrínsecas para la conducción y el control de los nervios. Porque para el primero no hay otro remedio que hincar los codos, pero para este segundo dependiendo de la persona puede ser una tontería o un verdadero calvario.

Si tú no paras de darle vueltas a este tema y te imaginas constantemente al volante, es el momento de que comiences a contrastar tus conocimientos previos sobre la conducción para saber si conseguir el permiso de circulación será algo fácil para ti. ¡En solo ocho preguntas tendrás el resultado!