Normalmente tenemos la idea de que los jefes son personas horribles y despiadadas y que el trabajo es un lugar al que tenemos que ir por obligación y sin ganas.

Todo esto afecta al ánimo de los trabajadores haciendo que sean menos productivos. Siempre se trabaja mejor con ganas y pasión por lo que se está haciendo. Por este motivo es importante que escojas trabajos que te gusten o que se te den bien.

Ser jefe es algo que también se te tiene que dar bien y un puesto para el que no todo el mundo sirve. Si cuando salen las elecciones a delegado te escondes debajo de la mesa para evitar que te voten, desde luego eso es señal de que no tienes mucho espíritu de liderazgo.

Para ser un buen jefe se requieren una serie de cualidades que no todo el mundo tiene. Hay que tener capacidad de comunicación y de saber llegar a la gente, inteligencia emocional, ser organizado y tener unos objetivos a alcanzar, aprovechar las fortalezas y reconocer nuestras debilidades; ser empáticos, responsables, seguros…

Si no estás seguro de si cumples con todos los requisitos para ser un buen líder, puedes comprobarlo respondiendo a las preguntas que te planteamos en el vídeo

Funcionamiento del test:

El test consiste en 12 preguntas que miden tu capacidad para ser jefe. Dale play al vídeo y contesta a las preguntas con sí o no. Anota las respuestas para que no se te olviden. Una vez que hayas respondido a todas las cuestiones, suma las puntuaciones siguiendo los valores que aparecen en la tabla para conseguir tus resultados.