Nos pasamos toda la vida buscando el amor. Que si esa persona que conocí en verano, ese compañero/a de clase, ese otro conocido del barrio. Sin embargo, nadie nos ha dicho que es posible que no queramos encontrarlo. ¿Has sentido alguna vez que estás bien solo y que crees que no necesitas nada más?

Parece increíble pero, en la vida, hay más que un soltero o con pareja. Hay más situaciones diferentes: queremos pero no podemos, podemos pero no queremos, tener miedo, preferimos estar solos, sentimos fobia a enamorarnos... Esta última se conoce como filofobia y es un miedo real al amor que produce los mismos síntomas físicos que cualquier otro miedo patológico.

Suele venir dado por malas experiencias o sucesos que hemos vivido en el pasado, y frente a ciertas situaciones amorosas sentimos ansiedad, inseguridad, ataques de pánico o incluso reaccionamos con diferentes mecanismos de defensa automáticos.

¿Crees que podrías experimentar este tipo de ansiedad? ¿Te reconoces en estos miedos? Quizá sea hora de que compruebes si tienes miedo a enamorarte o lo que sientes es solo el respeto a una situación así. Para ello, te dejamos un test a continuación. Responde las preguntas y podrás averiguarlo.