Flooxer Now » Tips

APRENDER LA LECCIÓN

¿Cómo memorizar una lección sin esfuerzo y de forma rápida?

Estamos expuestos a mucha información a lo largo del día, y alguna de ella deberíamos memorizarla. Te contamos cómo hacerlo de manera más sencilla.

Publicidad

La información nos rodea y la recibimos en constantes estímulos a lo largo del día. Los estudiantes también debe memorizarla, pero en época de exámenes se juntan demasiados datos por lo que hay que buscar maneras de quedarnos con todo en el menor tiempo posible. Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo hacer esto, así que te lo contamos en el vídeo.

Hacer que la información entre en nuestra mente

Parece el paso más lógico a la hora de memorizar algo, pero leer varias veces una misma frase asegurándonos de que la comprendemos puede ayudarnos a memorizar la lección antes. Sirve tanto leerla en voz alta como en voz baja, al igual que escribirla en un folio aparte. La repetición y el repaso hará que el contenido se quede en nuestra mente.

Esquematizar la información en un papel aparte

Si como hemos visto es bueno repetir la información varias veces, esto también se puede hacer en un folio. El cerebro del ser humano tiene más facilidad para recordar cosas que ha visto de manera gráfica, por lo que nos puede ser útil realizar esquemas e incluso añadir colores a nuestros apuntes. De esta manera se consigue que el cerebro relacione una imagen con información y así le sea más fácil recordarla.

Decirlo en voz alta

Este truco también entra dentro de la repetición de las cosas. Al hablar en voz alta, el cerebro entiende que somos nosotros los que estamos pronunciando la frase que contiene la información por lo que es más fácil memorizarla. Para la mayoría de nosotros es más fácil recordar algo que hemos dicho que algo que hemos leído.

Preparar una presentación

Si nos han gustado los métodos anteriores y no sabemos cuál elegir, con este podemos utilizar todos a la vez. Al planificar la presentación, ponemos de manera visual la información que queremos memorizar y la presentamos hablando en voz alta. La presentación no tiene por qué ser muy elaborada, lo justo para que nosotros sintamos que nos ayuda a retener la información que deseamos.

Seguro que también te interesa:

¿Te cuesta cuesta aprender inglés? Utiliza estos tips para conseguirlo

Cómo evitar que los nervios te jueguen una mala pasada durante un examen

Publicidad