Flooxer Now » Tips

PERSONALIDAD DIFERENTE

Cómo saber si eres una persona altamente sensible

¿Consideras que te tomas las cosas muy a pecho? Quizá seas una Persona Altamente Sensible.

Publicidad

Una Persona Altamente Sensible (PAS) experimenta el mundo de forma diferente a los demás. Este concepto, dado a conocer por la doctora Elaine Aron en los años 90, describe a aquellos individuos que tienen una alta capacidad intuitiva y empática. Sólo un pequeño porcentaje de la población es altamente sensible, por ello, en el vídeo te contamos qué señales pueden manifestar que perteneces a ese pequeño grupo de personas.

En primer lugar, la fijación en los pequeños detalles, en aquellas cosas que nadie nota, puede ser una gran indicación. Las Personas Altamente Sensibles son muy observadoras y analizan matices que serían imperceptibles para otras personas.

Por otro lado, este pequeño porcentaje de la población tiende a estresarse ante cualquier conflicto. No responden con un enfado durante mucho tiempo, pero debido a su fuerte intuición e intensidad son conscientes de los problemas que pueden acarrear las discusiones.

Las PAS también son hipersensibles al sonido. Si, por ejemplo, el ruido que hace el motor de una moto o los fuegos artificiales te molestan y asustan, puede que seas altamente sensible.

Otro indicativo es reír y llorar con mucha más facilidad que cualquier otra persona, ya que son individuos con una alta sensibilidad emocional y sus sentimientos están siempre a flor de piel.

¿Qué hacer si eres una Persona Altamente Sensible?

Si te identificas con las señales enunciadas anteriormente y crees que eres una Persona Altamente Sensible, tu principal objetivo será aprender a gestionar tus emociones y a disfrutar más de la vida. Para hacerlo, puedes seguir algunos de estos consejos:

  • En primer lugar, no ocultes esa alta sensibilidad. Ser sensible no significa ser débil por lo que no es algo de lo que debas avergonzarte. Intenta mostrarte tal y como eres ante los demás.
  • Convierte esta diferencia en tu aliado. Al prestar más atención a los detalles tienes la capacidad de sacarle más partido a las cosas que haces. Úsalo en tu favor.
  • Conecta con esa alta sensibilidad: esto te ayudará a interiorizarla y a asumirla. Leer un libro, cantar, dibujar o escribir un diario son acciones que pueden ayudarte a disfrutar de esta afectividad.

Estos son sólo algunos consejos que pueden ayudarte, pero si sientes que necesitas desahogarte y hablar con un profesional, siempre puedes contactar con un psicólogo que te dé más herramientas para aprender a gestionar tu alta sensibilidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Qué dice tu manera de dormir sobre tu personalidad?

Publicidad