Flooxer Now » Tips

EVITA ESTA HORRIBLE MANÍA

Es hora de que dejes de morderte las uñas ¡Te contamos cómo lograrlo!

Morderse las uñas parece una cosa de niños, pero muchos adultos aún tienen esta costumbre. Con estos consejos conseguirás deshacerte de este hábito.

Publicidad

Morderse las uñas es un hábito que resulta muy difícil de frenar, más aún si continúa en la edad adulta. Además de problemas estéticos, esta manía puede causar problemas en los dedos e incluso en el organismo. En el vídeo encontrarás algunas ideas para dejar de morderte las uñas.

Onicofagia es como se conoce al hábito impulsivo de morderse las uñas. Suele iniciarse en la niñez, aunque es más común en la adolescencia. En los adultos es más difícil de controlar, ya que se convierte en un acto inconsciente por parte de la persona.

Siempre se ha asociado esta práctica con nervios o estrés. Esto se debe a que algunas personas no son capaces de controlarse y llevan a cabo conductas, en este caso morderse las uñas, para contrarrestar estas sensaciones.

Una manía que afecta al correcto crecimiento de la uña

Este hábito puede suponer cambios en la morfología de las uñas, ya que la superficie se vuelve más rugosa y fina. En casos extremos incluso se podría perder la uña a causa del deterioro de la parte interna.

Además, morderse las uñas continuamente inflama la piel y favorece a la aparición de padrastros. Estos se forman debido a que, cuando nos mordemos las uñas, la piel tirante que rodea la cutícula se debilita y puede rasgarse en cualquier momento. Los dedos cuentan con multitud de terminaciones nerviosas, por este motivo, los padrastros son tan dolorosos.

¿Qué le ocurre a los dientes?

Morderse las uñas asiduamente también puede provocar problemas en los dientes. Si se realiza una presión continua hacia la uña, la parte inferior de los dientes se picará, perdiendo su forma original. Además, a largo plazo, también supondrá un problema para la mandíbula.

Este hábito contribuye a la aparición de halitosis, el mal aliento producido por las bacterias. En las manos contamos con multitud de gérmenes, puesto que es la parte del cuerpo que más está en contacto con agentes externos. Por ello, debemos evitar llevarnos las manos a la boca, ya que morderse las uñas puede provocar infecciones.

En el vídeo encontrarás algunos trucos para dejar a un lado este hábito. Conseguirás que tus manos estén impecables y evitarás posibles problemas en los dientes y en el organismo.

SEGURO QUE TE INTERESA

Productos de belleza que deberías empezar a utilizar en la adolescencia

¿Por qué seguimos utilizando los dedos para contar?

Publicidad