Flooxer Now » Tips

¿A QUÉ NO LO SABÍAS?

Por qué muchos adornos de Navidad son verdes y rojos

Tenemos por costumbre relacionar la Navidad con colores como el verde y el rojo. Normalmente, seguimos esta tendencia social sin saber muy bien a qué se debe, por eso en el vídeo te explicamos por qué el verde y el rojo siguen siendo los colores más tradicionales de esta época.

Publicidad

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, se despiertan curiosidades sobre las tradiciones que hacemos año tras año sin saber muy bien porqué. Una de estas es la utilización de algunos colores para vestir nuestros hogares, como, por ejemplo, el uso de decoraciones con tonalidades verdes y rojas. En el vídeo te contamos el porqué de este misterio.

Los accesorios navideños, pinos y abetos, inundan desde hace semanas los escaparates, dando pie a un mayor consumo por parte de los clientes. La mayoría de las tiendas cambian sus bolsas y cajas de embalar por otras especiales para estas fechas.

La utilización de los colores para recalcar algún tipo de fiesta no es algo extraño. Por ejemplo, si pensamos en objetos negros y naranjas inconscientemente sabemos que son utilizados para Halloween; al igual que la utilización del rosa para atribuirlo a la lucha contra el cáncer de mama. Los colores logran ponernos en alerta y situarnos en fechas señaladas.

No se ha demostrado desde cuándo se utilizan el color verde y rojo para representar la Navidad. Sin embargo, sí podemos hacer una aproximación de lo que significa, sobre todo si lo comparamos con otras tradiciones que repetimos.

Tradiciones navideñas que perduran con los años

Una de las compras que más se repite durante estas fechas son las flores de pascua. La poinsettia es característica por sus hojas rojas una vez se da su floración. Se ha hecho un hueco en nuestros hogares por su facilidad de cuidado en esta época del año. Además, la poinsettia lleva consigo una leyenda: según los más creyentes, una niña fue la que llevó de ofrenda esta planta al Niño Jesús.

El uso de lencería roja también es una de las costumbres que hemos seguido durante años en Nochevieja. Esta costumbre se remonta a la Edad Media, cuando el uso de este color en las prendas estaba prohibido y vestir con ellas la última noche del año era símbolo de buena suerte para el siguiente.

Sobre las bolas decorativas de cristal, la leyenda se remonta 200 años atrás. En ese tiempo, sopladores de vidrio en Alemania competían en Navidad por hacer la bola de vidrio más grande. Todas las que se descartaron fueron recogidas por vecinos y utilizadas para decorar las puertas. Este gesto hizo que la tradición perdurara durante los años.

Existen muchas más leyendas acerca de las bolas de cristal como, por ejemplo, la que cuenta que un vidriero muy pobre decoraba el árbol de su casa a base de estas esferas de vidrio porque no le alcanzaba el dinero para comprar manzanas y nueces.

Por otro lado, las medias o calcetines de Navidad son cosa de San Nicolás, que es el origen de nuestro conocido Papá Noel. Cuenta la leyenda que este santo salvó a tres mujeres de la prostitución dejando monedas de oro en sus medias mientras dormían.

Todas estas costumbres, al igual que muchas otras, tienen una característica común. Los colores utilizados y que asociamos a los objetos representativos de Navidad repiten tonalidades rojas y verdes. En el vídeo te contamos por qué se utilizan estos colores y por qué son propios de la Navidad.

SEGURO QUE TE INTERESA

Por qué se nos eriza el pelo cuando escuchamos una canción que nos gusta

Publicidad