Flooxer Now » Tips

Manipuladores profesionales

Gaslighting: qué es y cómo saber si te lo están haciendo

La peligrosa táctica de manipulación es especialmente dañina porque también es difícil darse cuenta de que estás padeciéndola. Cualquiera puede ser una víctima.

Las víctimas de gaslighting no saben que lo son

Pixabay Las víctimas de gaslighting no saben que lo son

Se suele pensar, y con bastante acierto, que las personas dóciles y de temperamento crédulo son las que más posibilidades tienen de caer en trampas, pero hay una técnica que está dejando su dañino rastro en la sociedad y que tiene posibles consecuencias muy graves para la salud mental.

Se la conoce como ‘gaslighting’, en referencia a la película de 1944 ‘Luz de gas’ (‘Gaslight’ en inglés). En la misma, un hombre hace creer a su pareja que esta se está volviendo loca, con manipulaciones constantes que acaban haciendo que la víctima pierda realmente la cabeza.

 

Es una táctica extendida entre narcisistas y abusadores, que saben dosificar casi de manera innata las manipulaciones para que la persona perjudicada no se dé cuenta de que lo está sufriendo. ¿Tienes sospechas de que podrías conocer a alguien que intenta hacértelo? Pues estas son sus costumbres más significativas:

1 - Cuentan mentiras muy gordas

Sabes que algo que te dice es falso y te lo está diciendo a la cara. Un tiempo después puede negártelo, incluso teniendo tú pruebas de su trola, con el objetivo de que cuestiones tu propia realidad.

2 - Disculpas (tuyas) constantes

Pueden ofenderse malinterpretando unas palabras tuyas inocentes, que automáticamente desencadenan una disculpa por nuestra parte por algo que en realidad no era nuestra intención. Por ejemplo: sacan de contexto una frase por la que se sienten ofendidos, para después hacerte sentir mal por ello.

 

3 - Refuerzos positivos

Igual que le restó valor a algunos gestos o palabras tuyos, también puede alabarte por otras cosas pequeñas. El objetivo es que pienses que ‘no son tan malos’, pero no te dejes engatusar: la confusión nos debilita a todos.

4 - Todos mienten (menos yo)

Uno de los últimos pasos del gaslighting es hacer creer a las víctimas que todos los que tiene a su alrededor no le dicen la verdad. En un mundo lleno de fake news, sabemos que esto es muy efectivo, pero no hay nada más peligroso que la paranoia.

Con que estés un poco al loro de estas técnicas será más difícil que un gaslighter te la cuele. Tampoco desconfíes ahora de todo el mundo, solo ándate con un pelín de cuidado