Flooxer Now » Tips

NUEVO PELO

Mery Turiel enseña su cambio de look para despedir el verano

La madrileña ha cambiado de look para despedir el verano.

Mery Turiel en bikini

Instagram de @meryturiel Mery Turiel en bikini

Publicidad

"Ha sido divertido pero llevo el moreno en las venas", así decía adiós Mery Turiel al color rubio para recuperar su característica melena castaña. La influencer madrileña se ha atrevido este verano por primera vez a convertirse en rubia

Pelo nuevo, vida nueva. Después de una situación de estrés como la que hemos pasado durante el confinamiento y la cuarentena es normal que la joven de 27 años haya querido cambiar de aires para disfrutar del verano. Y más aún si le sumamos una ruptura sentimental tan intensa como la suya con Santi Silva.

Desde el verano pasado, la influencer ha ido aclarando su melena poco a poco con mechas babylights para ir aportando luminosidad a su cabello. Ha pasado también por diferentes largos, desde media melena por debajo de los hombros a corte bob por encima de estos.

En verano apetecen más los tonos claritos y Turiel ha decidido optar por un cambio radical convirtiéndose en rubia. Sin embargo, tras hacer pública su nueva imagen, comunicó que no estaba muy segura de si ese sería el color definitivo.

Lo malo de los tonos dorados es que con el sol, el agua del mar y el cloro de las piscinas, se estropean mucho, y la influencer se ha pasado las vacaciones entre piscinas y las playas de las Islas Baleares. Cuando ya se aventuraba a la recta final de sus vacaciones, Mery decidió probar aclarándose aún más el pelo antes de recuperar su melena original: "El último extra de rubio antes de volver al moreno".

Ahora Mery comienza una nueva etapa: ha dejado atrás las calas, los barcos y los atardeceres en la playa por las calles del centro de Madrid; ha borrado todas las fotos que tenía en Instagram con Santi y ha vuelto a ser morena. Un tono de pelo mucho más favorecedor y apropiado para el otoño.

La influencer se ha dado un baño de color para camuflar el rubio aunque todavía pueden apreciarse mechas de color rubio. No es la primera vez que Mery opta por los tonos oscuros de cara al invierno. Ya el otoño pasado escogió el chocolate con tonos dorados.

Publicidad