Flooxer Now » Tips

NO LO HAGAS

Los motivos por los que NO deberías afeitarte la cara

Afeitarse de cara se ha puesto de moda, pero esto es todo lo que deberías saber antes de hacerlo por primera vez.

Beneficios y contraindicaciones del afeitado facial

Vika Aleksandrova on Unsplash Beneficios y contraindicaciones del afeitado facial

Seguro que has visto a muchas influencers y a cuentas de belleza de Instagram con las famosas cuchillas cosméticas. Llevan tan solo una hoja finita y parecen más un cuchillo de color pastel que una cuchilla. Desde hace años se ha vuelto popular en el mundo de las beauty bloggers rasurarse la cara, una tendencia que ha vuelto con fuerza y que se puede ver en los vídeos de maquillaje de TikTok.

Al igual que se ha puesto de moda raparse las cejas para poder maquillarlas y moldearlas a tu gusto, también se ha vuelto trendy quitarse esos pelitos de melocotón que tenemos en la cara. Las que lo hacen aseguran que de esta manera, libres de vello corporal en el rostro, la base de maquillaje se agarra mucho mejor. Otro de los beneficios que se le atribuyen es que actúa como exfoliante porque el afeitado retira capas muertas de la piel y puede aportar mayor suavidad.

Sin embargo, aunque esto sea cierto, antes de dar este paso debes saber que una vez que lo hagas tendrás que hacerlo siempre. Algunas de las experiencias negativas con esta tendencia explican que una vez hecho tienen que seguir manteniéndolo.

Si tienes dermatitis, la piel sensible o acné esto puede hacer que empeore. Consulta con tu dermatólogo antes de hacerlo por primera vez si tienes tendencia acneica, la piel seca o con dermatitis, para evitar que te provoque irritaciones.

Uno de los bulos sobre el afeitado facial es que los pelos salen más negros o más duros. Lo cierto es que aquellas que lo han probado afirman que no es así como, por ejemplo, la youtuber Ratolina.

Algo que debes tener en cuenta es que al rasurar el pelo, esas zonas del rostro están más desprotegidas por lo que deberás hidratarlas y cuidarlas con crema protectora así como evitar los exfoliantes o maquillarse justo después de afeitarte.