Flooxer Now » Tips

NECESARIAS PARA VIVIR

Partes del cuerpo que parecen no tener uso y cumplen una función

La mayoría de nosotros se ha preguntado para qué sirve una parte específica del cuerpo si no la utilizamos a diario. Te contamos los propósitos que tienen y por qué son esenciales.

Las partes que pasan más desapercibidas en las actividades que hacemos día a día son las que se tiende a pensar que son innecesarias. El hecho de que no veamos las funciones que tienen no quiere decir que sean menos importantes que las demás. En el vídeo puedes ver algunos ejemplos de áreas del cuerpo que la mayoría cree que no sirven para nada, pero cumplen con su propósito.

Un ejemplo son los pelos de la nariz, ya que no sabemos bien su función o si tiene alguna. El vello de la nariz sirve para prevenir que sustancias como el polvo o incluso bacterias entren en nuestro sistema respiratorio. Al inspirar las partículas más grandes que el oxígeno que se encuentran en el aire, se quedan atrapadas en estos pelos que tenemos en la nariz.

Otra área de la que no comprendemos muy bien su función es la llamada campanilla. Sabemos que se encuentra al final del paladar, pero no conocemos cuál es su objetivo. La úvula, nombre que recibe este pequeño apéndice, tiene varios propósitos. El primero es impedir que los alimentos que ingerimos se vayan por las vías del sistema respiratorio, ya que con la úvula se controla que sigan la vía del sistema digestivo. Además de ello, varios estudios han demostrado que resulta fundamental para el habla, puesto que no podríamos tener una emisión sonora sin la campanilla.

Por otro lado, encontramos otro ejemplo en las muelas del juicio. Cuando están creciendo no pasan desapercibidas: generan un gran dolor y pueden desplazar el resto de nuestra dentadura. En estos incómodos momentos, la mayoría de nosotros se pregunta cuál es su función y para qué sirve tener más muelas, si además nos las pueden quitar, y por lo tanto no son esenciales. Se trata de una parte del área bucal esencial para nuestros antepasados. Son el tercer grupo de molares y ayudaban a que la ingesta de alimentos como carne, nueces o raíces fuese más fácil, ya que ayudaban al masticar.

Además de estas partes, existen otras que también son esenciales en nuestro día a día, pero pasan desapercibidas. En el vídeo te mostramos cuál es el propósito de estas áreas de manera gráfica.

Seguro que también te interesa:

Así afecta la postura corporal a nuestro estado de ánimo