Flooxer Now » Tips

AHORRA

Pequeños trucos para ahorrar más

Con estos consejos podrás notar la hucha más llena a final de mes.

Ahorra con estos pequeños trucos

Jan Antonin Kolar on Unsplash Ahorra con estos pequeños trucos

Si quieres ahorrar pero no encuentras la manera, estos son algunos pequeños consejos que puedes empezar a poner en práctica en tu día a día. Ponte una meta. ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Dinero para ropa, las entradas de un concierto, una pequeñas vacaciones?

Si recibes una paga mensual, guarda siempre un porcentaje de dinero. Por ejemplo, el 30 o 40 por ciento de la paga puedes ahorrarlo. Si lo recibes en efectivo, mételo en una cuenta bancaria de ahorro para jóvenes donde no te cobren comisiones ni gastos de mantenimiento.

A la hora de realizar pedidos online puedes juntarte con varios amigos para que los gastos de envío os salgan gratis. Háblalo con tus colegas y poneos de acuerdo. Escoged los productos que necesitéis y comprarlos todos en el mismo pedido. De esta manera, los gastos por enviaros los paquetes serán gratuitos.

Atento al matiz de las compras online. Compra solo lo que necesites y cuando lo necesites. Durante el tiempo que quieras estar ahorrando, se acabaron las compras diarias o semanales de ropa y demás caprichos.

Cuando quieras pedir comida a domicilio o quieras salir con tus amigos a comer o cenar, por ejemplo, puedes aprovechar los descuentos. Existen numerosas páginas webs que ofrecen diferentes ofertas que vienen muy bien cuando vas pillado de pelas. Una de ellas es chollómetro, donde puedes encontrar diferentes códigos que aplican descuentos a tus compras: desde electrónica hasta comida basura.

No compres muchas cosas de un euro. Cuando vayas a comprar no te engañes pensando que al ser productos con un precio más bajo estarás ahorrando. Recuerda que al final lo barato sale caro y lo más probable es que te deje de funcionar o se rompa antes. Además, al ver que cuesta tan poco seguro que terminas echando más cosas a la cesta y luego te llevas un susto cuando la cantidad total sea superior a lo que te imaginabas.

No hagas bizzums a lo loco ni tampoco utilices la tarjeta de crédito para todo. Ponte un límite de gasto semanal, que en función de lo que ingreses y de lo que quieras ahorrar será más o menos.